Quantcast

El PSOE insta a formar a alumnos y profesores en reanimación cardiopulmonar básica

El PSOE ha presentado una Proposición No de Ley (PNL), que será debatida en la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados, para implantar la formación de alumnos y profesores en reanimación cardiopulmonar básica ante una parada cardiaca.

En su texto, el PSOE insta a promover, en colaboración con las comunidades autónomas y en el seno de la Conferencia Sectorial de Educación y del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), la formación en habilidades del alumnado y de la comunidad educativa en los centros educativos sobre el reconocimiento y actuación en situación de parada cardiaca, «desde el aprendizaje en la aplicación de técnicas y manejo de tecnologías para reanimación, hasta la alerta al sistema de emergencias sanitarias».

Asimismo, esta formación llegaría también a las universidades, en colaboración con la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE).

Por último, y siguiendo las recomendaciones del Consejo Europeo de Resucitación sobre formación de la población en reanimación cardiopulmonar básica, el PSOE reclama «estudiar la estandarización de registros relativos a la parada cardiaca en jóvenes, y, en particular, en el ámbito del deporte de competición profesional y no profesional».

En la actualidad, el paro cardíaco súbito representa la tercera causa de muerte en Europa. Entre 67 y 170 casos por 100.000 casos se producen fuera del hospital, según el registro europeo EuReCa, en el que participan 29 países. En estos casos, las posibilidades de sobrevivir a la parada cardiaca son muy pocas, entre un 5 y un 10 pro ciento.

«El tiempo que transcurre entre la parada cardiaca y el inicio de la reanimación es determinante. Existen sólidas evidencias de que el inicio inmediato de maniobras de reanimación y el acceso a una desfibrilación precoz, aumentan drásticamente las posibilidades de supervivencia con buena recuperación neurológica del paciente. La eficacia de las técnicas mecánicas y de las tecnologías para la reanimación depende de la prontitud en la actuación y el conocimiento de su manejo. Y por la tanto, la formación de toda la población es clave para salvar vidas.», justifica el PSOE.

El Grupo Parlamentario Socialista considera que el ámbito escolar «es un medio idóneo para extender esta formación, como demuestran diversas experiencias llevadas en cabo en colaboración con profesionales sanitarios, servicios de protección civil, voluntariado, etc.». «Introducir esta enseñanza en los centros escolares tendría un impacto positivo significativo en el conjunto de la población formada», insisten.

Por extensión, creen que sería beneficioso para toda la población, porque «el medio educativo y universitario brinda la oportunidad de una formación sostenible en el tiempo y el desarrollo entre la infancia, adolescencia y jóvenes de la educación cívica, y de la necesaria corresponsabilidad en el bienestar de la comunidad».

«Complementar los currículos escolares con el aprendizaje de la reanimación y apoyarlo con estrategias de recuerdo supondría la generalización de estas habilidades a medio plazo, para practicar la reanimación no sólo en el medio escolar, sino también en cualquier escenario, con un importante impacto positivo en la mortalidad evitable», remachan.