Quantcast

Anfaco-Cecopesca y sindicatos lamentan la agresión a un empresario en la huelga del sector conservero

La Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos (Anfaco-Cecopesca) y sindicatos han lamentado la agresión sufrida por un empresario de Ribadumia (Pontevedra) en el marco de la huelga del sector conservero.

Así, según fuentes consultadas, varios piquetes se presentaron a primera hora de la mañana ante la fábrica de Conservas de Cambados ubicada en Ribadumia. Debido a los gritos y a los golpes que daban al portal, el director de la empresa, Xesús Alfonso Laya, salió para pedir que parasen. Sin embargo, acabó sufriendo una agresión, terminando con una brecha en la cabeza.

Por ello, el secretario general de Anfaco-Cecopesca, Juan M. Vieites, ha lamentado y ha rechazado este tipo de actuaciones violentas «que se suman a los piquetes coercitivos durante estas dos jornadas de huelga».

En declaraciones, ha explicado que dichos piquetes han realizado «agresiones verbales, amenazas y daños a vehículos».

«Este hecho no hace sino ratificar la posición pública de las empresas, que han defendido la libertad de todas las personas trabajadoras, la protección de sus intereses y el diálogo como única vía para el acuerdo. Asimismo, se confirma el menor seguimiento obtenido en las huelgas, al existir un registro de las personas que se vieron obligadas a volver a sus domicilios tras dichas circunstancias», ha añadido.

Además, Vieites ha apelado a la responsabilidad sindical, «con el objetivo de que condene públicamente y unánimemente este incidente» y ha solicitado la cooperación con las autoridades hasta encontrar al agresor.

Por su parte, sindicatos han lamentado que situaciones así ocurran durante la huelga. En este sentido, fuentes de la federación de Industria de UGT han asegurado desconocer este incidente en concreto, pero han mostrado su «rechazo» a cualquier agresión. «Esto no representa el talante de las manifestaciones del sector que discurrieron con total normalidad. No se puede manchar la protesta con esta imagen», ha indicado.

Por su parte, Xabier Aboy, de la CIG, indicó que ningún miembro del sindicato participó en la protesta ante Conservas de Cambados, pero ha lamentado «cualquier tipo de agresión» que se pudiese producir durante la huelga. En la misma línea han hablado desde CC.OO., quienes han rechazado toda violencia en las manifestaciones.

Fuentes de la Guardia Civil han indicado que por el momento ningún incidente relativo a la huelga del sector ha sido denunciado.

PARO «CASI TOTAL» SEGÚN LA CIG

Por otra parte, la CIG ha reivindicado que este viernes el sector de la conserva vivió una nueva jornada de huelga que supuso un paro «casi total» para reclamar un convenio «digno».

«Las principales empresas de la industria conservera gallega permanecieron sin actividad por efecto de un paro cuyo seguimiento no paró de crecer desde la primera jornada de huelga, celebrada el pasado 21 de enero», ha subrayado la organización sindical.

En un comunicado, la CIG ha reivindicado que seguirá luchando hasta conseguir un convenio «digno» para los trabajadores del sector de la conserva, que garantice igualdad retributiva entre mujeres y hombres.

«Y para conseguirlo, desde aquí y como CIG queremos mandarle un mensaje clarito a la patronal del sector: señores y señoras de la patronal, cometieron un error anulando la reunión del pasado 27 de enero y volvieron a cometer un error rompiendo la mesa de negociación del pasado 2 de febrero», han subrayado.

Por todo ello, representantes de la CIG instaron a los empresas a «enmendar» sus errores y les han pedido que convoquen «con urgencia» la mesa de negociación y que acudan a ella con voluntad de negociar para conseguir un acuerdo «definitivo».