Quantcast

Bótox: la mejor toxina para eliminar las líneas de expresión y lucir más joven

El bótox es una magnífica solución para eliminar esas arrugas naturales que aparecen con la edad en las áreas más expresivas del rostro. Si bien es una opción ampliamente conocida, muchas personas la descartan por miedo a perder su expresión o naturalidad. Sin embargo, es una alternativa que ejecutada por verdaderos profesionales, proporciona excelentes resultados cien por cien naturales

Una correcta aplicación de bótox se traduce en menos líneas de expresión, pero siempre con un acabado natural. Esa es la clave para que esta técnica sea plenamente satisfactoria, y es que los resultados deben ser apreciables por el paciente, y al mismo tiempo, tan sutiles para el resto de las personas que prácticamente no se den cuenta de que dicha persona se ha sometido a un tratamiento de este tipo. 

¿Para qué se utiliza el bótox?

El botox es una toxina botulínica que se utiliza para diferentes fines médicos, para el tratamiento de ciertas enfermedades neurológicas y también en la medicina estética, siendo su uso más conocido para el tratamiento de arrugas y líneas de expresión. 

Su uso se ha popularizado en los últimos años y si bien es una opción que ofrece magníficos resultados, para poder apreciarlos no solo es necesario utilizar productos de buena calidad, sino también la técnica aplicada. De ahí la importancia de hacer este tipo de tratamiento de forma exclusiva con verdaderos profesionales, médicos especialistas en el área de la medicina estética, como es el caso de la Dra. Elena Berezo, especialista en tratamientos estéticos y con amplia experiencia, aspectos clave para obtener los mejores resultados. 

En el área de la medicina estética, el bótox se utiliza para eliminar o reducir las arrugas más comunes presentes en el rostro, y ofrece claras ventajas, porque evita la cirugía y los riesgos inherentes a la misma, siendo una técnica prácticamente indolora. Las zonas del rostro en las que más se aplica esta toxina es: en las arrugas del entrecejo, las conocidas patas de gallo y arrugas de la frente. También se utiliza para eliminar la sudoración excesiva, el bruxismo, e incluso para corregir la sonrisa gingival. 

A continuación compartimos contigo algunas de las principales ventajas del uso de bótox como tratamiento para las arrugas:

  • Evita las cirugías estéticas. Es una técnica que se practica sin anestesia en el consultorio del médico, sin mayores riesgos para el bienestar general.
  • Los efectos son inmediatos, por lo que el paciente observa el cambio una vez aplicada la toxina, aunque después de tres o cuatro días, se perciben aún mejor sus efectos. Adicionalmente, los mismos se mantienen hasta por seis meses. 
  • No tiene casi ningún efecto secundario ni contraindicaciones, aunque el paciente siempre debe ser evaluado por el especialista antes de aplicar el tratamiento, para asegurarse de que sea cien por cien seguro y efectivo, según el historial médico de cada persona.
  • Es una técnica prácticamente indolora, de hecho, no es necesario aplicar ningún tipo de anestesia local, porque las molestias para el paciente son mínimas.
  • En el caso del bruxismo, la principal ventaja es que ayuda a relajar el músculo de la mandíbula sin afectar al movimiento natural, por lo que el paciente no experimenta ningún tipo de problema para la masticación.

¿Cómo se aplica el bótox?

El modo de aplicación de esta toxina es sumamente sencillo, pero es importante destacar la importancia de que la misma sea hecha por un médico especialista en el área, porque es la única garantía de obtener los mejores resultados y no poner en riesgo la salud general. Además de tener en cuenta la técnica, la calidad de la toxina también es determinante para la seguridad del paciente. 

La técnica de aplicación consiste en la infiltración de la toxina botulínica utilizando una aguja extrafina en el músculo de la zona a tratar. Esta sustancia entra en el área, relaja el músculo y luego inhibe el movimiento del mismo. Dicha toxina evita que ciertos músculos se contraigan y generen esas finas líneas de expresión que aparecen en zonas como el entrecejo, alrededor de los ojos y en las comisuras de los labios.

Para entender cómo actúa el bótox, el médico primero debe definir los tipos de arrugas del paciente, para saber si son estáticas y dinámicas. Por un lado, las arrugas estáticas son las que se producen por la pérdida de colágeno y descolgamiento de los tejidos, mientras que las dinámicas son las que aparecen como consecuencia de los movimientos repetitivos. La mímica facial diaria los hace más o menos llamativos, por lo que si hay una expresión facial más relajada, estas líneas de expresión serán menos visibles. 

Cuando la técnica utilizada para infiltrar el bótox es la correcta, el paciente puede continuar expresándose con naturalidad, solo que de una forma mucho menos forzada e intensa, por lo que la piel se arrugará considerablemente menos. Esta sustancia no solo tiene un efecto inmediato, sino que además contribuye para que las líneas de expresión no sean más intensas, así como ayuda a que se suavicen, lo que le otorga al paciente una expresión mucho más relajada.

Como cualquier sustancia biológica, el bótox irá desapareciendo con los meses hasta que prácticamente sea imperceptible. Lo más común es que los resultados se mantengan durante un tiempo promedio de entre cinco y seis meses. 

¿El bótox inflama el rostro?

Una confusión común que incluye el bótox, es que muchos pacientes creen que el mismo inflama el rostro, pero nada más alejado de la realidad. Es importante no confundir esta sustancia con otras como el ácido hialurónico, el bótox no inflama el rostro, simplemente actúa sobre el músculo para impedir su contracción. 

Por otro lado, cuanto más marcadas estén las arrugas, más complicado será eliminarlas. De ahí la recomendación de empezar este tipo de tratamiento con una edad temprana, especialmente por su carácter preventivo, porque contribuirá a evitar la progresión de las arrugas.

Sin duda alguna, el bótox es una solución práctica y asequible para muchos tratamientos médicos y estéticos. Lo más importante es que siempre sea suministrado por médicos especialistas en el área, para asegurarnos de obtener el mejor resultado y cuidar nuestra salud en el proceso. Nunca es tarde para comenzar a hacer este tipo de tratamientos, y mejor aún cuando se comienzan a temprana edad, de esta forma será mucho más fácil lucir más joven durante más tiempo. 

Si quieres más información, solo debes enviar un correo a [email protected] o llamar al 91 445 16 36 o al 695 61 13 61.