Quantcast

Gobierno central y asturiano impulsan un proyecto de formación digital para personas que reciben rentas mínimas

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, y el presidente del Gobierno asturiano, Adrián Barbón, han presentado este viernes una iniciativa conjunta para que personas que perciben rentas mínimas (salario social básico o ingreso mínimo vital) recibirán formación digital dentro de un proyecto diseñado para reducir la brecha tecnológica, que cuenta con una financiación de 7.335.892 euros de fondos europeos.

Después de la firma del convenio, está previsto que el proyecto se ponga en marcha en febrero. La iniciativa se enmarca en el real decreto para el despliegue de itinerarios de inclusión ligados al Ingreso Mínimo Vital y tendrá un presupuesto de aproximadamente 7,4 millones de euros del Plan de Recuperación y un plazo de ejecución de 18 meses, incluidos seis meses de evaluación.

Esta actuación incidirá sobre 5.200 personas vulnerables (3.000 hogares) beneficiarias del Ingreso Mínimo Vital o Salario Social Básico de los 78 concejos del Principado de Asturias.

El proyecto está orientado a eliminar las barreras y favorecer la inclusión digital en estos colectivos vulnerables, que en muchas ocasiones carecen de competencias para usar las tecnologías y de medios para aprender, según ha explicado Escrivá en una rueda de prensa.

Además, a ello se le suele sumar falta de acceso a Internet y dispositivos y falta de motivación y de confianza para usarlos, para comprenderlos y para participar en la sociedad de la información.

«El convenio que presentamos ahora el presidente Barbón y yo tiene algunas características muy interesantes, al estar muy focalizado en promover competencias digitales», indicó el ministro Escrivá.

El plan de trabajo contempla cuatro líneas de actuación: un itinerario formativo adaptativo e individualizado, un bono para la inclusión digital ‘CONECT-AS’, el despliegue de una red de apoyo y asesoramiento configurada entorno a nodos tecnológicos (Centros de Dinamización Tecnológica Local -CDTL-) y la mejora de la accesibilidad a las principales prestaciones sociales a través de medios electrónicos.

UNA TABLET

Los itinerarios formativos se impartirán en grupos de seis personas por todo el territorio por un periodo total de nueve meses y serán impartidos por integradores sociales. El bono CONECT-AS consiste en una subvención directa para la adquisición de un dispositivo portátil tablet y conectividad a internet en casa por un año, que se complementa con ayudas económicas a la conciliación y al transporte para poder acudir a los itinerarios formativos.

Respecto a la red de apoyo, el proyecto pretende aprovechar y mejorar las capacidades de los CDTL para albergar itinerarios y facilitar la accesibilidad de las personas a las administraciones públicas de manera sencilla y flexible. El último pilar incluye la importancia de la evaluación como herramienta para la mejora de la accesibilidad a través de medios electrónicos a las principales prestaciones sociales.

PENSIONISTAS Y COLOQUIO

El ministro ha visitado Oviedo donde ha tenido ocasión de mantener un encuentro con empresarios, visitar las oficinas de la Seguridad Social y reunirse con una representación de pensionistas de UGT, CC.OO. y FAMPA en la Delegación del Gobierno.

En el coloquio organizado por APD, Escrivá ha destacado que las reformas, laboral y de pensiones, tienen como finalidad promover un crecimiento inclusivo y sostenible, además, «ambas resuelven retos estructurales pendientes y dan certidumbre a los agentes económicos». Respecto a la reforma laboral, ha señalado que tiene, entre sus objetivos, reducir la temporalidad. Para ello, ha dicho que son clave los mecanismos de flexibilidad interna, como los ERTE.