Quantcast

Cargos de UP rechazan los movimientos de tropas en la crisis de Ucrania

Varios cargos de Unidas Podemos ha calificado de «temerario» y un «error» alentar con despliegue militar la «escalda bélica» en Ucrania por defender los intereses y «bravuconadas» de Estados Unidos (EEUU), en plena crisis entre Rusia y Ucrania.

Una reacción que se produce después de que la ministra de Defensa, Margarita Robles, haya avanzado que España adelantado a la próxima semana el envío previsto de la fragata ‘Blas de Lezo’ de la Armada dentro de una misión de la OTAN y la opción del despliegue de cazas del Ejército del Aire por primera vez en Bulgaria.

A ello se suma la reivindicación del lema ‘No a la guerra’ que se popularizó en rechazo a la presencia de España en la guerra de Irak durante el mandato de José María Aznar, como han trasladado el portavoz parlamentario, Pablo Echenique, y el coportavoz de la formación morada, Pablo Fernández.

El diputado de Unidas Podemos y secretario primero de la Mesa del Congreso, Gerardo Pisarello, ha tildado de «irresponsable» que, tras el «fiasco» de Afganistán, Europa siga a Estados Unidos (EEUU) en «bravuconadas belicistas», en pleno clima de tensión entre Rusia y Ucrania.

«¿Está es la supuesta ‘autonomía estratégica’ de Europa frente a las grandes potencias? Muy lamentable. No en nuestro nombre«, ha apuntado en redes sociales.

El secretario general del PCE, Enrique Santiago, ha comentado también en redes que «empujar la OTAN hasta Rusia es un grave error para Europa«, pues «amenaza la paz y es estratégicamente torpe«, dado que subirán la inflación y recursos como el gas o el petróleo.

«Europa debe aportar medidas para desescalar el conflicto EEUU-Rusia, evitar militarizarlo y dar garantías de paz para las partes«, ha detallado.

Ante esta crisis, la secretaria de Internacional de Podemos ha recibido con «honda preocupación» el «incremento de la tensión bélica en Ucrania«, ante lo cual rechaza el «aumento de los movimientos de tropas y el envío de buques y cazas a la zona«.

Por tanto y a través de un comunicado, ha apostado por la «distensión» y la «autonomía estratégica» para defender los propios intereses de Europa, al entender que la extensión de la Otan hacia Ucrania y Georgia «obedece exclusivamente a intereses de EEUU y pone en riesgo la paz«.

Por tanto, demanda una postura coordinada entre las distintas sensibilidades de los países comunitarios, dado que es necesario «frenar la escalada bélica» que «agrave el conflicto«.

«El ‘No a la guerra’ que recorrió el mundo entero en 2003 aún resuena todavía en las calles de nuestro país. Por esa razón, ahora más que nunca es el momento de actuar en favor de la paz, el diálogo y la distensión«, defiende el partido.

BASTA DE SEGUIDISMO ACRÍTICO DE EEUU

La responsable de esta área y eurodiputada de Unidas Podemos, Idoia Villanueva, ha subrayado que «alentar la escalada bélica» en Ucrania por defender los intereses de EE.UU y la OTAN es un «grave error» que «lleva al desastre».

«Basta de seguidismo acrítico y temerario. Diálogo, distensión y autonomía estratégica es el único camino para garantizar la Paz«, ha razonado en redes sobre las informaciones de los movimientos de Defensa dentro de esta misión.

El también diputado del espacio confederal, Roberto Uriarte, ha comentado, tras compartir otra información sobre los planes del Ejército, que lo que «más agradece» al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero es que sacara a España de la guerra de Irak. «Los americanos no se lo perdonaron, pero el respeto ajeno nunca se gana con sumisión y vasallaje«, ha enfatizado.

IGLESIAS: EL «FUROR PRO-USA ACABÓ CON AZNAR»

Mientras, el exvicepresidente Pablo Iglesias ha opinado en Twitter que a Europa le conviene «rebajar» la tensión entre EEUU y Rusia. A su juicio, el «furor pro-USA acabó» con el expresidente José María Aznar y ha lanzado que «sería una gran torpeza de la parte socialista del Gobierno enfrentarse a todos sus socios y montar el ‘partido de la guerra’ con el PP«.

El politólogo y cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, ha criticado que «subordinar la política exterior de España» solo sirve para enfrentarse con «países que podrían ser amigos y dejan de serlo por el servilismo hacia Washington«. «EEUU sostuvo a Franco durante 40 años. Europa necesita tomar sus propias decisiones y dejar de jugar a ser comparsa«, ha desgranado.