Quantcast

Tres detenidos por encubrir el atropello mortal de un matrimonio en 2020 en El Álamo

La Guardia Civil detuvo ayer martes a tres hombres por supuestamente encubrir al autor, ya arrestado, del atropello mortal de dos personas durante una reyerta entre dos familias gitanas tras una pedida de mano en el municipio madrileño de El Álamo en julio de 2020, ha confirmado una portavoz de la Comandancia de Madrid.

Tras arduas pesquisas, los agentes identificaron a los sospechosos y consiguieron localizarles. Dos de ellos fueron arrestados en la localidad de Ugena (Toledo) y el tercero en Arganda del Rey, ha adelantado Nius Diario.

El pasado mes de marzo la Guardia Civil detuvo al supuesto autor del atropello mortal. Días después el juez de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Navalcarnero (Madrid) acordó su prisión provisional comunicada y sin fianza. El hombre está investigado por la supuesta comisión de dos delitos de asesinato y otro de intento de homicidio.

LOS HECHOS

La multitudinaria pelea se produjo el pasado 26 de julio de 2020 entre los dos clanes y se originó por una discusión sobre quién tocaba una canción en un órgano que habían traído al restaurante que acogía la fiesta de la pedida de mano.

La brutal pelea se gestó sobre las 23.30 horas cuando uno de los asistentes al evento estaba tocando una canción en dicho órgano, cuando otro hombre de un clan distinto se acercó a él y comenzaron a discutir si era el tema interpretado era adecuado o no.

La discusión fue a más con diferentes recriminaciones cuando uno de ellos le golpeó, lo que generó una riña de empujones y puñetazos que se extendió a más miembros de los dos clanes, uno procedente de Navalcarnero y otro de Vallecas.

Entonces comenzó una pelea brutal en la que se implicaron buena parte de los más de 50 asistentes a la fiesta de pedida de mano, con multitud de golpes, amenazas y objetos arrojados.

La Guardia Civil localizó tras la reyerta dos cadáveres, uno de un hombre de 28 y otro de una mujer de 27 años. En un primer momento se localizó el cuerpo sin vida de la mujer en una cuneta de la M-404 y horas después el cadáver del otro joven semioculto entre la maleza en las inmediaciones del lugar durante una inspección ocular.