Quantcast

Reloj clásico o reloj inteligente, ¿Cual regalar? Pros y contras de cada uno

¿Relojes inteligentes o relojes normales? Un reloj normal lleva años indicándonos la hora y la fecha. Es un símbolo de estilo y moda, incluso mucha gente combina el color de la correa con el de sus zapatos. Por otro lado, los relojes inteligentes se introdujeron después de los smartphones. Los entusiastas del fitness los utilizan mucho por sus diversas funcionalidades.

Para algunas personas, todo gira en torno a su teléfono móvil. No quieren otra cosa que estar conectados a Internet con un smartwatch. Otros son menos cercanos a la tecnología y llevan un reloj de toda la vida. La realidad es que los relojes inteligentes aún no ofrecen más funcionalidades que un smartphone y se espera mucho de ellos todavía.

Aunque los smartwatches son la última tendencia, los relojes tradicionales nunca pasan de moda. En algunos casos, cuanto más antiguos y de aspecto vintage, mejor. No es el caso de los smartwatches, que se quedan obsoletos con el tiempo y son sustituidos por modelos más nuevos. Esto hace que los usuarios tengan que comprar un nuevo reloj cada pocos años, lo que resulta caro.

Si estas interesado en comprar algún reloj, puedes visitar el sitio web de Relojdemarca, en este sitio hallaras miles de opiniones y comparativas de clientes reales, ordenados por relevancia, además de tener fotos y descripciones amplias de cada uno.

Historia de los relojes de pulsera

Todo comenzó en 1904, cuando se crearon los primeros relojes de pulsera. En aquella época, los relojes de bolsillo eran los más populares, pero un joven alemán llamado Hans Wilsdorf se dedicó a diseñar y popularizar los relojes de pulsera. En 1905, a petición de Hermann Aegler, Wilsdorf & Davis recibió su primer gran pedido de relojes de pulsera. Tres años más tarde, en 1908, se registra en Suiza la prestigiosa marca Rolex.

Otro precedente se encuentra en la historia de Louis Cartier, quien muchos creen que creó el primer reloj de pulsera del mundo. Una leyenda afirma que Cartier sorprendió a su amigo, el aviador Santos-Dumont, en 1904 con un reloj de pulsera después de que éste le dijera lo incómodo que era utilizar relojes de bolsillo mientras volaba.

Es cierto que en los últimos cien años, aproximadamente, la industria relojera ha producido cada vez más artefactos de pulsera. Hay relojes asequibles y de alta calidad; mecánicos, digitales e incluso un híbrido de ambos con agujas y números en la pantalla. Ha sido un elemento básico de la humanidad durante siglos. Es tan sencillo como siempre: dar la hora.

El cambio a la era digital

En cuanto apareció Internet, especialmente las redes sociales y las plataformas de streaming, muchos dispositivos tecnológicos cotidianos se adaptaron a la conectividad. Los smartphones se convirtieron en teléfonos inteligentes, los televisores en Smart TV y los relojes en smartwatches.

Conclusión, ¿cual de las dos presentaciones es mejor? ¿Cuál deberías regalar?

Desde el punto de vista tecnológico, los relojes inteligentes están superando a los tradicionales. Pero el coste es un factor a la hora de decidir cuál comprar, sobre todo si lo usas como un mero accesorio que va a ir con tu ropa, o si sólo necesitas saber la hora.

Así que a pesar de los 14,2 millones de smartwatches vendidos durante el tercer trimestre de 2019, se puede predecir que los relojes de pulsera tradicionales seguirán estando disponibles por motivos de moda y nostalgia.