Quantcast

¿Cómo elegir el mejor cirujano plástico? Clínicas Tarrazo, una opción recomendable

La cirugía plástica y los tratamientos de belleza están a la orden del día de la sociedad actual. A lo largo de los últimos años, han surgido decenas de clínicas estéticas en el país que ofrecen este tipo de cirugía. En este contexto, resulta complejo escoger al mejor cirujano plástico a la hora de someterse a una intervención.

Uno de los más reconocidos es Manuel Tarrazo, director de las Clínicas Tarrazo, ubicadas en Madrid (España) y Santo Domingo (República Dominicana). Estos centros cuentan con un equipo médico con amplia experiencia, cuya amplia trayectoria se puede conocer en su página web.

¿Qué aspectos hay que tener en cuenta a la hora de elegir un cirujano plástico?

Uno de los primeros aspectos a tener en cuenta es asegurarse de que el experto realmente sea cirujano plástico. Aunque parezca una obviedad, no todos los médicos pueden practicar las cirugías y los tratamientos de estética con seguridad. La cirugía plástica es una especialidad que, como tantas otras, requiere de un período de estudio, formación y práctica para poder ser llevada a cabo de forma profesional.

Otro aspecto importante es la trayectoria del cirujano plástico. Siempre resulta más fiable aquel que se formó en distintos centros de estudio y ejerció la medicina en varias instituciones. La experiencia en hospitales reconocidos puede ser un aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir a un profesional, así como la reputación de la universidad a la que acudió.

El recorrido profesional del doctor Manuel Tarrazo

El doctor Manuel Tarrazo instaló sus primeros consultorios privados en Alcobendas (Madrid) en 1991, cuando a la edad de 28 años terminó su especialidad en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora avalada por la Universidad Complutense de Madrid. Antes había finalizado sus estudios de Medicina en la Universidad Central del Este, en República Dominicana.

Además de su práctica privada, el doctor Tarrazo llegó a ser jefe de Cirugía Plástica en el Hospital de la Venerable Orden III de San Francisco de Asís, en Madrid, cargo que ocupó durante 15 años. En la actualidad, combina la práctica de la medicina estética con la docencia y la formación, que en esta especialidad es continua debido a la constante aparición de nuevas tecnologías y tratamientos.

Para lograr resultados óptimos, la práctica de la cirugía plástica y los tratamientos estéticos requieren, esfuerzo, formación y experiencia. 

En definitiva, si bien no hay una fórmula única para elegir al mejor cirujano plástico, tener en cuenta su trayectoria académica y profesional es un buen primer paso.