Quantcast

Los catalanes que tramiten la baja recibirán el alta de forma automática

La secretaria general de Salud de Cataluña, Meritxell Masó, ha explicado que las personas que tramiten la baja laboral por Covid-19 recibirán de forma automática el alta laboral pero diferida a siete días, es decir, el paciente recibirá la baja y el alta de forma simultánea pero esta última solo será válida una vez finalicen la cuarentena de siete días a no ser que la persona siga enferma y tenga que alargarla.

Lo ha anunciado este miércoles en rueda de prensa en la que ha aclarado que se trata de un procedimiento excepcional para personas con Covid-19 que tengan que tramitar la baja laboral y liberar, así, la carga de los centros de atención primaria (CAP) que están «colapsados y saturados».

Para tramitar la baja laboral por Covid-19 el resultado positivo tiene que estar incluido en el historial clínico del paciente, que se puede hacer a través de las farmacias adheridas al programa de test de antígenos rápidos; a través de la eConsulta de la aplicación de La Meva Salut; a través de la página web citasalut.gencat.cat; y a través de los CAP y el 061, aunque es la opción «menos recomendable», ha alertado Masó.

Una vez se haya incluido el resultado positivo del test diagnóstico en el historial clínico, la persona recibirá un SMS para identificar los contactos estrechos y, en caso de que sea necesario, tramitar la baja laboral, que finalizará a los siete días si la persona no pide que se alargue.

Al ser un alta laboral diferida a una semana, si pasados los siete días la persona sigue presentando síntomas o se encuentra mal, tendrá que contactar con el CAP para alargar la baja laboral, ha concretado Masó.

Desde Salud han confirmado que tienen abiertas 123.406 bajas laborales por Covid-19, una cifra «excepcional» derivada del auge de casos positivos de la sexta ola de la pandemia, de las cuales un 3,4% son de profesionales sanitarios.

DECLARACIÓN AUTORRESPONSABLE

Masó ha reclamado al Gobierno que acepte la declaración autorresponsable del ciudadano para tramitar la baja y, así, agilizar y descargar a los profesionales sanitarios de procedimientos burocráticos dada la situación excepcional derivada de la pandemia.

La directora general de Regulación y de Ordenación Sanitaria, Azucena Carranzo, ha explicado que con esta declaración autorresponsable se evitaría la intervención de un médico, que es el responsable de firmar la baja laboral.

En caso de que el Gobierno aceptara este procedimiento, la persona con Covid-19 que precise una baja laboral entregaría a la empresa esta declaración sin necesidad de que intervenga un profesional sanitario: «La gran diferencia es que el médico no entra en juego», ha dicho Carranzo.