Quantcast

Qué es la limnología

La limnología (del griego: limne – lago; logos – estudio) es una ciencia multidisciplinar que se centra en las aguas continentales, como los lagos, las lagunas, los ríos, las presas y los embalses. La limnología abarca los estudios relacionados con los aspectos químicos, físicos, biológicos y ecológicos de estos medios acuáticos.

Inicialmente, los estudios limnológicos se centraban en la descripción de los patrones de funcionamiento de los medios acuáticos, como el ciclo de los nutrientes y la estratificación de las masas de agua. Sin embargo, el desarrollo de la ciencia ecológica en las últimas décadas marcó el inicio de la búsqueda de los procesos capaces de explicar tales patrones.

Se trata de un estudio de ecosistemas

Los estudios de los ecosistemas acuáticos se remontan a la antigua Grecia, siendo inicialmente listas de organismos. Sólo a finales del siglo XIX se empezaron a estudiar sistemáticamente los ecosistemas acuáticos con una herramienta teórica y metodológica estructurada. Puede considerarse una ciencia multidisciplinar, ya que reúne a profesionales de diversas áreas de conocimiento: ingeniería, biología, física, química, matemáticas, estadística, etc.

Presenta un campo de acción ilimitado en la investigación básica (estructura y función de los ecosistemas acuáticos) y en la investigación aplicada (control de la calidad y cantidad del agua, usos múltiples de lagos y embalses, etc.).

¿Es una herramienta para recuperar el medio ambiente?

También desempeña un papel importante en el seguimiento y la recuperación de las masas de agua. En la actualidad, una de las acciones más significativas de los limnólogos está relacionada con el control de la eutrofización (proceso resultante del exceso de nutrientes básicos añadidos a la masa de agua).

Tanto la Limnología como la Ecología, de la que deriva, son ciencias recientes y tienen una historia teórica y metodológica muy cercana. G.E. Hutchinson, uno de los limnólogos más destacados del siglo XX, desarrolló un importante concepto en ecología, el nicho ecológico.

Comprender los procesos ecológicos

Los estudios en limnología abarcan desde la investigación básica -que busca caracterizar los ecosistemas y comprender los procesos ecológicos- hasta la investigación aplicada, que trata de encontrar soluciones a problemas medioambientales como la eutrofización y otros tipos de contaminación en los medios acuáticos.

En la actualidad, la limnología es importante no sólo desde el punto de vista científico, sino también para mediar en los problemas socioeconómicos causados por los múltiples usos del agua.

Los limnólogos tienen un amplio campo de acción, y pueden trabajar en el desarrollo de investigaciones científicas, en el seguimiento y la restauración de ecosistemas acuáticos, en el control de diversas empresas -como centrales hidroeléctricas y sistemas de piscicultura-, etc.

Entre las oportunidades laborales más comunes para este profesional se encuentran el trabajo en universidades e institutos de investigación, agencias gubernamentales de medio ambiente y empresas de consultoría.

Importancia de la limnología como ciencia

El estudio limnológico es básicamente, como en otras ciencias, una búsqueda de principios. Estos principios, que actúan sobre determinados procesos y mecanismos de funcionamiento, pueden utilizarse en las predicciones y para las comparaciones. En particular, debe destacarse el aspecto comparativo de la limnología.

Por ejemplo, cuando se compara la hidrodinámica de los ríos, los lagos y los embalses, se comprenden inmediatamente ciertos aspectos básicos de funcionamiento que afectan significativamente al ciclo vital, la distribución y la biomasa de los organismos acuáticos y se trata de un trabajo que es necesario en los nuevos planes hidrológicos para afrontar la crisis climática.

El hecho de que permita realizar predicciones y pronósticos también califica a la limnología como una ciencia, importante desde el punto de vista aplicado. En los últimos años se ha producido una creciente degradación de los ecosistemas acuáticos interiores, basada en el vertido de diversos tipos de residuos, por los efectos de la deforestación de la cuenca y por la contaminación atmosférica y la consiguiente lluvia ácida.

Por lo tanto, la contención de estos procesos de deterioro y la corrección y prevención de los cambios en las aguas interiores sólo puede hacerse si existe una sólida base de conocimientos científicos.

Por otro lado, la interferencia humana con la vida acuática (sobreexplotación de plantas y animales acuáticos, introducción de especies exóticas) ha producido inmensos cambios en la estructura de los ecosistemas acuáticos.

Además de los problemas de contaminación, eutrofización y deterioro que vienen sufriendo las aguas continentales, hay que tener en cuenta que la correcta gestión de estos ecosistemas es también importante para un mejor aprovechamiento de los recursos existentes en lagos, ríos y embalses.

Por lo tanto, además del interés científico y la profundización de los conocimientos básicos, la limnología puede proporcionar importantes aplicaciones.

Evolución de los lagos y las presas

También debemos considerar un aspecto importante de la interfaz entre la limnología fundamental y la aplicación, que es el estudio de la evolución de los lagos y las presas. Estos sistemas evolucionaron bajo diversos tipos de presión y la introducción progresiva de filtros ecológicos, lo que dio lugar a mecanismos muy característicos y a la comunidad resultante.

Este estudio, que abarca los aspectos geomorfológicos, la hidrodinámica, la composición de los sedimentos y la relación material alóctono/material autóctono, además de la composición y el estudio de las comunidades, es fundamental para comprender los efectos de las actividades humanas en los sistemas acuáticos continentales, ya que las desembocaduras de los ríos son uno de los puntos más contaminados por plásticos en España.

Así, la comparación entre lagos de diferentes orígenes y embalses puede aportar mucha información científica necesaria para el conocimiento del ecosistema y, además, permite realizar importantes diagnósticos, como proceso integrado de la cuenca hidrográfica, lo que amplía el concepto de Limnología a una visión más global, que no considera sólo el medio líquido en el que viven los organismos, sino el complejo sistema de interacciones que se desarrolla en el sistema terrestre que rodea al lago, o el ecosistema acuático continental.

La preocupación por el agua

En todos los segmentos del agua, siempre hay una gran preocupación por el futuro del agua, y esto incluye ríos, lagos, presas y muchas otras fuentes de este recurso tan importante. La razón es que, con la gran necesidad de buenos limnólogos, se hace difícil que profesionales de otros segmentos de la Biología puedan desempeñar el papel de este profesional; se requiere cierta especialización para trabajar en el área.

Por ello, es un área que ofrece una gran remuneración, ya que sólo la limnología es capaz de entender y descifrar el futuro de los lagos y ríos con enorme precisión. Así, ante la ausencia de profesionales especializados, la preocupación por el comportamiento y otras características hídricas del entorno es constante.

Con ello, el profesional de este segmento desempeña un papel importante al contribuir a la concienciación sobre el consumo de agua, cómo tratarla y mantenerla habitable para diversas especies. Por tanto, es correcto decir que la limnología es un estudio de gran necesidad medioambiental.