Quantcast

Gobierno y autonomías quieren presencialidad y ‘vuelta al cole’ el 10 de enero

El Gobierno y las comunidades autónomas plantearán este martes en la reunión conjunta entre los Ministerios de Sanidad, Educación y Universidades la total presencialidad y el regreso a las clases en las fechas previstas, es decir, para el 10 de enero.

El encuentro será a las 09.00 horas en La Moncloa y los tres ministros responsables, Carolina Darias, Pilar Alegría, y Joan Subirats, informarán de la cita en una rueda de prensa que se celebrará a partir de las 12.30 horas, según ha informado el Ejecutivo.

La postura tanto del Gobierno central como de los gobiernos autonómicos es la de no retrasar la ‘vuelta al cole’ tras las vacaciones de Navidad y que el reinicio de la actividad lectiva sea presencial, unas demandas que también apoyan la totalidad de la comunidad educativa: familias, estudiantes, centros educativos, universidades y sindicatos.

Extremadura fue la primera autonomía que abrió el debate sobre retrasar el regreso a las aulas tras el parón navideño, al avanzar que solicitaría durante el pasado Consejo Interterritorial de Salud una reunión conjunta entre Sanidad y Educación para tratar este tema con el objeto de acordar una estrategia común.

Pero los gobiernos regionales han ido manifestado su postura de cara a la reunión en los últimos días.

Los presidentes de Castilla y León y de Castilla-La Mancha han rechazado retrasar la ‘vuelta al cole’, y gobiernos como el de Cataluña, Baleares, Asturias, La Rioja, Galicia, Comunidad Valenciana, Cantabria, Navarra y Aragón ya han asegurado que defenderán la presencialidad en la docencia y el regreso en las fechas previstas, el 10 de enero. Andalucía, por su parte, prevé una ‘vuelta al cole’ presencial, salvo en nivel 3 de alerta y desde 3º de ESO, pero no se ha manifestado con respecto a las fechas.

Aunque en un principio otras regiones, como la Comunidad de Madrid y Murcia, se mantuvieron a la expectativa, el gobierno de Díaz Ayuso ha reculado y finalmente se ha decantado por que haya presencialidad en la vuelta a las clases tras las vacaciones de Navidad desde el próximo lunes 10 de enero en todas las etapas educativas.

La región madrileña ha acordado este mismo lunes que los centros educativos deberán mantener las medidas que se pusieron en marcha en el inicio del presente curso escolar, como el uso obligatorio de mascarilla a partir de los seis años o la figura del coordinador Covid-19.

El gobierno murciano se limita a señalar que la decisión dependerá de los datos de la evolución de la incidencia y de los casos que se vayan sucediendo. Dicha región propondrá en la reunión de mañana que se adopte una postura común en todo el territorio nacional.

También desde el Gobierno se apuesta por la presencialidad y la reanudación de las clases como estaba previsto.

El pasado miércoles, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, aclaró en rueda de prensa tras el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, que se garantizaría la presencialidad en los centros educativos a la vuelta de las vacaciones de Navidad.

«El modelo educativo de presencialidad en las aulas es un éxito y es el modelo del Gobierno de España, porque las aulas son espacios seguros», señaló la ministra, una línea que comparten tanto el Ministerio de Educación como el de Universidades.

LA SITUACIÓN EN EUROPA

La irrupción de la variante ómicron del coronavirus en Europa y el consiguiente récord de contagios que ha provocado en la mayor parte de los países no afectará en principio a la reanudación de las clases tras las vacaciones, ya que son ya varios los gobiernos que han reafirmado el calendario previsto y se han limitado a introducir cambios menores en el protocolo sanitario.

Alemania ha sido de los primeros países en arrancar el nuevo año en el ámbito escolar y casi una tercera parte de los estados han reanudado este lunes las clases y los restantes tiene previsto hacerlo a lo largo de esta semana o a principios de la próxima, con el compromiso compartido de realizar más pruebas en vista de los elevados datos de contagio.

En el caso de Francia, el Gobierno ha apostado por reducir riesgos a base de pruebas, de tal forma que no se prevé siquiera el cierre de un aula en caso de que tres alumnos den positivo, como venía siendo hasta ahora. El aislamiento sólo afectará a la persona contagiada y será de siete días, susceptible de reducirse a cinco en caso de test negativo o ausencia de síntomas.

También Países Bajos ha confirmado que las escuelas de primaria y secundaria reabrirán el día 10, sin grandes cambios. El ministro de Sanidad, Arie Slob, ha explicado este lunes ante los medios que los contagios han descendido entre los menores de edad y que, por tanto, el riesgo no sería tan elevado como semanas atrás. Las autoridades holandesas sí aplazan, sin embargo, la reanudación de las clases en la universidad, ya que según Slob la incidencia en este grupo de edad sigue siendo alta.

En Italia, algunas autoridades locales como el gobernador de Campania, Vincenzo De Luca, habían reclamado que se mantuviesen las escuelas cerradas al menos varias semanas más, pero fuentes del Ejecutivo de Mario Draghi citadas por la agencia AdnKronos han aclarado que no está en sus planes retrasar las clases, a pesar del repunte reciente de los contagios.

Tampoco contempla el aplazamiento el Gobierno de Portugal, que por boca del secretario de Estado de Salud, António Lacerda Sales, ha recordado este lunes que la vuelta presencial a las aulas es «una medida fundamental para la salud física, mental, social y psicológica» de los niños, informa la cadena RTP.

En Grecia, está previsto que esta semana se pronuncie el comité de expertos, aunque a estas alturas hay pocas dudas de que la recomendación será seguir con el calendario previsto, según medios locales. En principio, las autoridades apostarán por aumentar las pruebas tanto de alumnado como de personal docente.

Los test serán igualmente una prioridad en Reino Unido, especialmente en el caso de la educación secundaria. En el caso de Inglaterra, la mascarilla seguirá siendo obligatoria, aunque el primer ministro británico, Boris Johnson, ha subrayado este lunes que no lo será «un día más de lo necesario», informa la BBC.