Quantcast

Cuáles son las verdades y los mitos sobre las muelas del juicio

Las cordales o también conocidas como muelas del juicio son las últimas muelas que salen en la dentadura. En la gran mayoría de las ocasiones, la aparición de los terceros molares son un problema de salud dental que se puede extender y provocar dolencias de otro tipo. Por este motivo, es esencial ser revisadas por parte de un profesional.

Hoy en día, existen diversos tratamientos para llevar a cabo la extracción de una muela del juicio. En la clínica dental Clínica Blay+Monzó, ubicada en Castellón, se puede realizar este procedimiento de manera efectiva y priorizando la salud del paciente.

La importancia de extraer las muelas del juicio

La mayoría de las personas suelen desarrollar sus muelas del juicio. No obstante, hay un pequeño grupo de personas reducido que no las posee. En el momento en el que las muelas del juicio erupcionan, puede ocurrir un apiñamiento de los dientes, inflamación y mucho dolor en el sitio de la aparición. Además, existe la posibilidad de que florezca una pericoronaritis (infección en las encías que genera lesiones en la mandíbula). 

El problema principal es que en gran parte de los casos la muela no cuenta con el espacio suficiente en la dentadura. En consecuencia, no puede ubicarse y crecer adecuadamente. Asimismo, el desarrollo de estas se puede generar en un ángulo recto contra otro molar.

En los casos más graves, el nacimiento de las cordales puede impactar en otras zonas y provocar la aparición de un quiste que puede afectar a la raíz y el hueso de la mandíbula, situación que provoca un malestar incontrolable.

Estos factores son vitales para considerar la extracción de los terceros molares y, así, evitar problemas dentales mayores.

Extraer los terceros molares en la Clínica Blay+Monzó en Castellón

El procedimiento para la extracción de las muelas del juicio es muy frecuente. Sin embargo, siempre se debe optar por un centro dental que brinde los resultados más seguros para el paciente. Este es el caso de la Clínica Blay+Monzó, ubicada en Castellón, ya que su trayectoria la ha posicionado como una de las mejores opciones odontológicas en la zona.

El equipo de profesionales del centro Clínica Blay+Monzó realiza la extirpación de las muelas del juicio, evaluando a cada paciente de manera personalizada y brindándole las opciones más adecuadas dependiendo de la persona. Por ejemplo, en gran parte de los casos, se lleva a cabo la eliminación de las cordales antes de que estas erupcionen. Esta es una alternativa muy efectiva, puesto que el paciente se anticipará a la aparición y a los dolores que esta provoca.

El servicio que ofrece la clínica tiene un sinfín de ventajas porque sus profesionales trabajan con la tecnología más avanzada en el ámbito. Asimismo, se caracteriza por la implementación de técnicas vanguardistas y mínimamente invasivas.

Aquellas personas que vivan en Castellón y estén interesadas en hacerse un procedimiento dental pueden dirigirse a la Clínica Blay+Monzó. Sus tratamientos y materiales son de alta calidad y posee un equipo muy calificado. De esta forma, los resultados en sus pacientes son satisfactorios, notorios y excelentes.