Quantcast

El sistema eléctrico registró un superávit de 115,7 millones en 2020

El sistema eléctrico registró un superávit de 115,7 millones de euros en 2020, una cifra inferior en 8,3 millones de euros al superávit estimado en el escenario previsto según las normas anteriores, que era de 124 millones de euros, según informó la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Dicho desajuste se explica, fundamentalmente, porque los ingresos externos a peajes y los ingresos por peajes de acceso fueron inferiores en 541 y 215 millones de euros, respectivamente, a los inicialmente previstos para el ejercicio como consecuencia de la crisis sanitaria.

No obstante, esta reducción de ingresos fue parcialmente compensada por unos costes también inferiores (-194 millones de euros) a los inicialmente previstos para el ejercicio, por el impacto positivo de otros ingresos regulados (+48,5 millones de euros) y por la aplicación del superávit de liquidaciones (+506,3 millones de euros) conforme a la orden TED/952/2020.

De esta manera, en un ejercicio marcado por la pandemia del Covid-19, el sistema eléctrico volvió en 2020 a la senda de los superávits, después de que en 2019 hubiera registrado su primer déficit, con un ‘agujero’ de 527,7 millones de euros, desde 2013.

La liquidación provisional acumulada y a cuenta correspondiente a la energía generada en 2020 de la retribución específica para las instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración y residuos, con cargo a las liquidaciones de las actividades reguladas del sector eléctrico, ascendió a 6.479,7 millones de euros (antes de IVA o impuesto equivalente).

Una vez descontadas las cantidades correspondientes al ejercicio ya abonadas en las liquidaciones anteriores, la cantidad a pagar a cuenta a los productores en la liquidación de cierre de 2020 ascendió a 29 millones de euros (antes de IVA o impuesto equivalente).

La liquidación provisional a cuenta correspondiente al mismo periodo con cargo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), ascendió a 77,2 millones de euros (antes de IVA o impuesto equivalente).

Al cierre de la liquidación se habían recibido ingresos del Tesoro Público que permiten abonar el 100% de esta partida a los productores de energías renovables, cogeneración y residuos ubicados en los territorios extrapeninsulares. La cantidad a pagar a cuenta a estos productores en la liquidación asciende a 0,077 millones de euros (antes de IVA o impuesto equivalente).

SISTEMA GASISTA.

En lo que respecta al sector gasista, registró un superávit de 186,9 millones de euros en 2020, que se destinará a amortizar parcialmente las anualidades pendientes del déficit acumulado del año 2014.

Los ingresos por facturación de peajes y cánones en el sistema gasista ascendieron a 3.009,1 millones de euros el año pasado. Mientras, la retribución fija acreditada para el ejercicio fue de 2.690,4 millones de euros.

Esta incluye las retribuciones reconocidas en la orden TEC/1259/2019, en la resolución de la CNMC, de 18 de diciembre de 2019, y en las retribuciones reconocidas mediante resoluciones del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a lo largo del ejercicio 2020.

La retribución variable reconocida ascendió a 42,4 millones de euros. Por tanto, la retribución total acreditada a las empresas en el ejercicio 2020 fue de 2.732,7 millones de euros.

Adicionalmente, se han considerado en el sistema de liquidación los pagos de 443,6 millones de euros, para la amortización completa del desajuste temporal de 2016 y la amortización parcial del déficit acumulado de 2014 y los ingresos asociados al superávit de 2019 (353,9 millones de euros), por lo que los ingresos netos liquidables fueron de 2.919,4 millones de euros, un 9,8% inferior al de la liquidación definitiva del ejercicio anterior.

La energía suministrada y facturada en el ejercicio 2020 fue de 365.769 gigavatios hora (GWh), que supone una disminución del 9,8% respecto a la de 2019.