Quantcast

El PP se reúne con el sector educativo para diseñar una nueva ley de Educación

El PP se ha reunido este martes con los agentes que conforman la comunidad educativa, como AMPAS, centros o profesores, para trabajar en una nueva «reforma educativa», en la que se incluya el diseño de una nueva ley de Educación que sustituya a la LOMLOE, aprobada en diciembre de 2020 y que aún se encuentra sin desarrollar, según informan fuentes presentes en la reunión.

En el encuentro han participado, por invitación del PP, asociaciones de padres como la Confederación de Padres de Alumnos (COFAPA) y la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA), la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (AENELE), así como profesores, directores de centros de Formación Profesional y catedráticos.

Según fuentes presentes en la reunión, han participado más de 20 representantes de los distintos colectivos relacionados con la enseñanza.

Durante esta reunión, se ha constituido la denominada «Comisión de Educación del PP», presidida por la vicesecretaria de Política Social de la formación, Ana Pastor, y en la que también ha participado Sandra Moneo, la diputada y vocal de la Comisión de Educación y Formación Profesional y de la Comisión de Ciencia, Innovación y Universidades del Congreso.

Durante el encuentro, se ha criticado la LOMLOE, contra la que el PP ha presentado un recurso de inconstitucionalidad, por «atentar contra la calidad del sistema educativo, abandonar la apuesta por los valores del mérito y el esfuerzo; no contemplar el MIR educativo; debilitar la vertebración y cohesión del sistema; así como renunciar a las enseñanzas comunes y a las pruebas diagnósticas de evaluación de ámbito nacional». Asimismo, los ‘populares’ creen que el texto «vulnera los principios, derechos y libertades esenciales en el ámbito educativo que recoge la Constitución».

Frente a ello, los ‘populares’ han defendido su proyecto educativo, un proyecto que «garantiza una formación y enseñanzas comunes, así como el castellano como lengua vehicular», pues el PP defiende una educación donde «prime el esfuerzo» y un «modelo de evaluación transparente y externa a los centros educativos al final de cada etapa».

El modelo educativo planteado por el PP busca el refuerzo institucional de los centros y su autonomía pedagógica; fortalecer las libertades, participar en la elección de las familias; articular un acceso a la función docente similar al modelo MIR; y modernizar e implantar la transformación digital del sistema educativo.

«Creemos que un sistema educativo de calidad es el mejor garante de la igualdad de oportunidades, el mejor mecanismo de movilidad y promoción social; la mejor herramienta para crear empleo; y el mejor vehículo para promover los valores de trabajo, esfuerzo y responsabilidad entre los más jóvenes», señalan los ‘populares’.

En la primera reunión de dicha Comisión se han creado cuatro grupos: uno sobre la ley de educación, otro sobre los retos del sistema educativo no universitario, un tercero sobre Formación Profesional y un cuarto para abordar propuestas para la reforma del Sistema Universitario.

Por otro lado, el PP ha vuelto a reiterar su defensa de un modelo de bilingüismo integrador, al tiempo que ha advertido de que utilizará todas las herramientas a su alcance para que se cumpla la ley y las sentencias judiciales tras lo ocurrido con la Generalitat en el caso del menor de Canet. En este ámbito, se ha incidido en la creación de un Cuerpo de la Alta Inspección Educativa.