Quantcast

Cinco planes imprescindibles para disfrutar de la Navidad en Madrid

En diciembre Madrid se transforma por completo. Los árboles de Navidad, la decoración de los edificios y el encendido del alumbrado marcan el inicio de las celebraciones navideñas en la capital. Una época del año que hace las delicias de foráneos y habituales. Estos días, las calles del centro se impregnan de olor a castañas, manzanas asadas, dulces y churros con chocolate.

Mercadillos de Navidad, pistas de patinaje sobre hielo, actuaciones infantiles y un sinfín de actividades que tienen como telón de fondo bolas de colores, luces led y estrellas fugaces. Si eres un amante empedernido de esta época del año, has sacado del armario tu jersey de renos y te despiertas al ritmo de los villancicos, te animamos, de la mano de Zity, a recorrer la ciudad de punta a punta y disfrutar de los planes más divertidos que ofrece Madrid en esta época del año. ¡Toma nota!

Para los que aman comprar con conciencia

Ha pasado más de medio siglo desde que el pequeño Chencho se perdiera en el mercadillo de Navidad de la Plaza Mayor en la película ‘La gran familia’. Desde entonces, este icónico lugar se convierte en una cita ineludible para los amantes de la Navidad en Madrid. Bajo tejadillos rojos y paredes de madera repartidas en unos 104 puestos, aguardan multitud de estatuillas de Belén, gorros de lo más originales y artículos de broma para poner el toque de humor a estas fiestas.

Para los amantes de la artesanía y los productos «handmade» tenemos la opción perfecta: la Feria Mercado de Artesanía de la Comunidad de Madrid abierta hasta el 30 de diciembre. Si eres de los que huye de los regalos más comerciales en favor de piezas de diseño hechas a mano ¡este es tu sitio!

Para los fans del deporte

Tanto si quieres disfrutar de una divertida jornada de patinaje sobre hielo con amigos, en solitario o en familia, Madrid ofrece las mejores alternativas. Este año la pista de hielo de Matadero volverá a ser la más grande de la ciudad y uno de los centros neurálgicos de la programación navideña en Madrid. Con una superficie de 600 m2 estará operativa hasta el 9 de enero y en ella se podrán disfrutar también exhibiciones de patinaje artístico.

Hasta esa fecha los amantes de este deporte también podrán disfruta de la pista de hielo de la Plaza de Colón, que un año más promueve el patinador y doble campeón del mundo y medallista olímpico, Javier Fernández.

Si patinar sobre hielo no es lo tuyo, pero te declaras amante de la nieve y la escarcha, puedes subir la velocidad estas navidades bajando en trineo por el tobogán helado de la Plaza de la Luna hasta el 9 de enero.

Para los más tradicionales

Pasear por las calles de Madrid cuando cae la noche es todo un espectáculo, sobre todo en esta época del año. La Navidad se enciende en la ciudad desde las 18:00 horas todos los días hasta el próximo 6 de enero. En total son 25 las calles de la capital que lucirán nuevos diseños, entre las que cabe destacar Gran Vía, Preciados o Montera. Una de las novedades este año es la iluminación navideña de la recientemente reformada Plaza de España. Visita obligada en este recorrido por la ciudad para contemplar el árbol de 18 metros instalado en el centro de la plaza y que ha sido decorado con 1.800 metros de cordón luminoso, 27.000 puntos de luz, 800 bolas de Navidad y 200 caramelos.

Uno de los lugares más «instagrameables» de la ciudad es sin duda el edificio Metrópolis (Alcalá, 39) donde se encuentra otro de los clásicos navideños por excelencia; una bola lumínica 3D de 12 metros de diámetro.

Y este año por primera vez se ilumina el Parque del Retiro y lo hace con 11 millones de luces led que consiguen que el parque más emblemático de la capital brille como nunca.

¿Te suena el corazón de Preciados? Sí, lo has visto seguro en cualquier red social. Es el gran corazón rojo que decora la calle Preciados cerca de la Puerta del Sol y tiene la firma del diseñador de moda Juan Vidal

Para los más foodies

Si alguna vez has soñado con disfrutar de la Navidad más dulce del mundo, ¡sigue leyendo! Hasta el 8 de enero y frente al Teatro Real, los más golosos podrán disfrutar de la feria de Dulces de Navidad, toda una tentación servida en bandeja. Desde turrones tradicionales, mantecados, polvorones y deliciosas trufas de chocolate, hasta dulces que nos harán teletransportarnos hasta el lejano oriente. Un espacio plagado de sensaciones que subirán el azúcar y el ánimo de quien lo visite.

Otra de las tradiciones en esta época del año es acudir a las inmediaciones de la Puerta del Sol y la Plaza Mayor para comprar turrones, roscones, hojaldres y otros dulces de Navidad en lugares tradicionales como La Mallorquina, fundada en 1894, y en donde se pueden encontrar rarezas como el turrón de yogurt con pistachos, o Casa Mira, uno de los turroneros más famosos del mundo. Además, la tradición madrileña en Navidad reza que el año nuevo debe empezar con unos buenos churros con chocolate. Pero ¿por qué esperar hasta entonces? Podemos ir calentando motores en los mejores establecimientos donde se puede degustar este característico desayuno, como la tradicional Chocolatería de San Ginés.

Para los más familiares

Sin lugar a duda, la Navidad es la época del año perfecta para disfrutar en familia, y una de las citas ineludibles para los niños y los que no lo son tanto, es Cortylandia, un gigantesco cuento de Navidad ubicado en el centro de Madrid (Calle Maestro Victoria). Cada año la fachada de El Corte Inglés cobra vida de la mano de villancicos, canciones y figuritas «bailongas» que congregan a miles de personas embaucadas por el espíritu navideño. La creación de este año mide 40 metros de largo y 16 de ancho, ¡Ahí es nada!

Para las familias más aventureras os proponemos una de las experiencias inmersivas más impactantes de la ciudad. Así es la «Naturaleza Encendida» que ilumina el Real Jardín Botánico con miles de luces led en un espectáculo titulado ‘Explorium’. Una experiencia lumínica por el fondo del océano que nos lleva de expedición marítima a través de su flora y su fauna de un modo muy onírico.

Además, los museos de la ciudad – como el Museo del Prado, el Museo Thyssen, el Museo Naval o el Museo de Ciencias Naturales, por ejemplo – ofrecen multitud de talleres dedicados a los más pequeños de la casa. Así que una vez acaben las clases el 22 de diciembre… ¿A qué plan te apuntas?