Quantcast

Cataluña deja de hacer test a contactos estrechos de casos positivos

La secretaria de Salud Pública de la Generalitat, Carmen Cabezas, ha explicado que Cataluña ha modificado los protocolos Covid-19 al entrar en la fase dos de mitigación por lo que, entre otras acciones, dejará de hacer test a los contactos estrechos de casos positivos.

«Estamos en una fase de transmisión comunitaria, por lo que el contacto estrecho debe quedarse en casa», ha dicho Cabezas en rueda de prensa este lunes, en la que ha insistido en que es necesario que estos contactos estrechos realicen la cuarentena obligatoria de 10 días.

Cuando hay transmisión comunitaria la infección se produce en un mismo territorio, es decir, que los nuevos casos positivos se han contagiado al estar en contacto con un infectado en Cataluña y no son casos importados de otros países.

Así, tanto las personas con la pauta completa de la vacunación como las no vacunadas tendrán que hacer cuarentena obligatoria al estar en contacto con un positivo a partir del jueves, cuando entre en vigor el nuevo protocolo, y no se les realizará test.

Cabezas ha aclarado que en caso de tener síntomas «sí que es necesario» contactar con el sistema sanitario para el seguimiento de la sintomatología y la tramitación de la baja laboral, entre otras cuestiones.

La directora del Servei Català de la Salut (CatSalut), Gemma Craywinckel, ha sostenido que «no es imprescindible» hacer test a todos los contactos estrechos, pero hacer correctamente las cuarentenas tras estar en contacto con un positivo sí que lo es.

La nueva fase de mitigación implica también la priorización de las terceras dosis a personas vacunadas, la vacunación a personas que no han recibido todavía ninguna dosis, la vigilancia epidemiológica en aquellos entornos más vulnerables y la atención de aquellas actividades asistenciales que no se pueden demorar.

EXCEPCIONES

Cabezas ha destacado que en este nuevo protocolo hay dos excepciones en las que no será necesario hacer cuarentena cuando sean un contacto estrecho de un positivo, como las personas sin síntomas que viven en residencia con una cobertura vacunal superior al 85%.

Los profesionales sanitarios y sociosanitarios que no presenten síntomas y se ajusten al protocolo de pruebas diagnósticas tampoco tendrán que hacer cuarentena en caso de ser contactos estrechos.