Quantcast

Podemos reclama «más esfuerzo» frente a la violencia de género

La secretaria de Derechos LGTBI de Podemos y secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez Pam, ha reclamado este domingo «más esfuerzos» a la sociedad e instituciones para combatir la violencia de género, que deja en los últimos días cifras «muy preocupantes» que demuestran que algunos protocolos «están fallando».

Así lo ha aseverado Rodríguez Pam en declaraciones de forma previa al Encuentro Feminista Autonómico de Podemos, donde ha avisado también de que las mujeres vivirán «momentos delicados» para su «seguridad» en «las próximas semanas», como ocurre «siempre en las vacaciones».

«Lo que estamos viviendo es otra pandemia silenciosa a la que tenemos que prestar la misma atención y la misma dedicación que vamos a dedicar a la COVID-19 por parte de los gobiernos», ha subrayado.

Sus peticiones responden a las últimas cifras relacionadas con la violencia de género, ya que, como ha indicado, «de confirmarse todos los casos estaríamos hablando de cinco mujeres asesinadas este mes, más una bebé de once meses –en referencia al asesinato de la menor y su madre a manos presuntamente de su padre en Liaño de Villaescusa (Cantabria)–«.

«Esta cifra es la cifra del dolor que nuestro país no se puede permitir, tenemos que condenarlo rotundamente, pero la condena no es suficiente, tenemos que dar un paso mas a allá porque los datos nos muestran una realidad en la que las instituciones podemos hacer más», ha reconocido.

En este sentido, ha señalado que, en principio, este año la cifra «definitiva» de mujeres asesinadas sería 42, de las cuales 34 no habían puesto denuncias, por lo que considera «muy importante» que se traslade a las mujeres que «a día de hoy ya pueden acudir a las instituciones sin necesidad de poner una denuncia».

«Si estás sufriendo violencia pero no quieres poner una denuncia, puedes perfectamente ir a un centro de información o puntos violetas y acceder a recursos como las casa de acogida o como el acompañamiento psicológico», ha apostillado, para llamar a dejar claro el «mensaje fundamental»: «Las mujeres no están solas».

No obstante, Rodríguez Pam ha demandado también «más esfuerzo» a «todas las personas que toman decisiones políticas» desde las distintas instituciones para «cumplir con sus compromisos».

En este contexto, ha lamentado que cuestiones «tan relevantes» como la formación «no se están dando como deberían», según se ha comprobado este año, mientras que ha condenado que en protocolos de coordinación institucional, como cuando una mujer ha denunciado o incluso haya una orden de alejamiento ya concedida, «no se llegue tarde».

«Muchas veces estos protocolos son antiguos, están fallando», ha alertado, para insistir en que ante esta situación se requiere «el mismo tipo de esfuerzo que se quiere pedir a la ciudadanía con la vacunación y con el respeto a las medidas sanitarias».

«No nos podemos permitir las cifras que seguimos teniendo en nuestro país. Sin duda son cifras que han sido peores en muchísimas otras ocasiones a lo largo de nuestra historia, pero esto quiere decir que si nos esforzamos conseguimos que estas cifras y las vidas de estas mujeres dejen de ser tan dolorosas», ha continuado.

Asimismo, ha instado a «hacer una reflexión» tras esta semana de varios asesinatos que crea un «dolor incontenible para todas», especialmente por el «asesinato de un bebe de once meses, que es algo ante lo que una democracia como la nuestra no se puede permitir no reaccionar».

«HERRAMIENTA FUNDAMENTAL» DE LA RECUPERACIÓN

Por otro lado, Rodríguez Pam ha destacado que ya «nadie se imagina» que uno de los principales objetivos actuales, la recuperación de económica y social tras la pandemia, «se haga sin el feminismo como una de sus herramientas fundamentales».

Al respecto, y en relación con el debate en el marco del Encuentro de Podemos, ha incidido en que la formación junto a las fuerzas progresistas y el movimiento feminista «han empujado para que las políticas feministas se convirtieran en políticas de Estado».

En esta línea, se ha referido a los «elementos fundamentales» para una «recuperación justa», la «economía de cuidados» y lo relacionados con las libertades. «El feminismo ha puesto sobre la mesa que las mujeres, las personas LGTBI y los migrantes no tenemos a veces los mismos derechos y mismas libertades por el hecho de ser quién somos, hay una serie de retos ante los que tenemos que seguir empujando», ha sentenciado.