Quantcast

Isabel Rodríguez califica de «chascarrillo» las peticiones de dimisión del ministro Universidades por votar en el 1-O

La ministra de Política Territorial y Portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha calificado hoy de «chascarrillo» la petición que han realizado algunos partidos de la oposición de que dimita el nuevo ministro de Universidades, Joan Subirats, por haber votado en el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

Rodríguez se ha expresado así durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros al ser preguntada por este hecho sobre el nuevo ministro de Universidades que sustituirá a Manuel Castels.

En opinión de la Portavoz del Gobierno, lo que debería preocupar a todo el mundo es la formación del capital humano que dirigirá el país en el futuro «en lugar de estar buscando chascarrillos cada día».

Rodríguez ha bromeado asegurando que se van «superando expectativas» al pedir la dimisión de alguien que aún no ha tomado posesión de su cargo. «Permítanme que me sonría porque efectivamente supera cualquier código de la política clásica», ha exclamado para acto seguido recordar que antes se dejaban 100 días a que «uno pudiera mostrar capacidad, actitud y estaba emprendiendo bien sus políticas», mientras que ahora «ni siquiera se espera al momento en que uno toma posesión».

«Fuera de bromas, entiendo que quienes hacen esas aseveraciones o esas críticas son personas que están ancladas en otro momento de la historia de nuestro país», ha espetado antes de contraponer esa actitud a la que considera que tiene el Ejecutivo de Pedro Sánchez que es, según ha dicho, la de «avanzar y progresar».

Así, ha señalado que para el Gobierno, la Universidad y la Educación son «muy importantes» y que eso se ha traducido en hechos en los Presupuestos Generales del Estado para 2022 que van a «batir récords» de número de becados el próximo año, superando los 2.000 millones de euros en becas.

Para la Portavoz, esto es lo que interesa a los universitarios de este país y desea de que el nuevo ministro haga un buen trabajo en aras a la mejora de la Universidad, y en el proceso de transformación y de mejora que se está haciendo del capital humano y de los jóvenes que «van a tomar las riendas de nuestro». «Eso es lo que nos tendría que tener preocupados a todos en lugar de estar buscando chascarrillos cada día», ha remachado.