Quantcast

Suspendida la declaración de la exescolta de Montero en el ‘caso niñera’

La declaración como testigo de una exescolta de la ahora ministra de Igualdad Irene Montero, prevista para mañana ante el Juzgado de Instrucción Número 46 de Madrid en el marco del denominado ‘caso niñera’, ha quedado suspendida a raíz de la decisión de la Audiencia Provincial de Madrid de devolver la causa al juez del ‘caso Neurona’.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid han confirmado que la citación de la testigo E.G. decayó después de que la Sección 30 de la Audiencia Provincial de Madrid estimara parcialmente un recurso interpuesto por Vox y ordenara al Juzgado de Instrucción Número 42 recuperar esta línea de investigación.

El juez José María Escribano anunció su intención de interrogar a E.G. el pasado 27 de abril, cuando libró oficio a la Policía Judicial para que aportara «a la mayor brevedad» el domicilio de la exempleada de Podemos. No fue hasta octubre que fijó fecha y acordó que debía comparecer el 3 de noviembre. La declaración, sin embargo, se vio suspendida porque desde el juzgado no se le notificó correctamente su citación.

Aunque posteriormente reservó el 17 de diciembre para su interrogatorio, la decisión de la Audiencia Provincial de Madrid dejó sin efectos la resolución del instructor.

Desde el pasado marzo, el juez Escribano estuvo a cargo de la investigación para determinar si hubo delito alguno en el viaje que hicieron a Alicante el 20 de octubre de 2019 la entonces candidata Irene Montero, su hija menor, su jefa de gabinete Teresa Arévalo y el resto del equipo electoral. Investigaba el pago de dos billetes de tren por parte de Unidas Podemos a Arévalo y a la menor.

PENDIENTE DEL JUEZ ‘NEURONA’

El magistrado asumió la causa después de que el titular del Juzgado de Instrucción Número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, enviara a reparto varias líneas de investigación derivadas del ‘caso Neurona’, entre ellas el denominado ‘caso niñera’. Queda pendiente que el magistrado retome la investigación, tal y como ordenó la Audiencia Provincial de Madrid.

Según el relato de la ex responsable de Cumplimiento Normativo de Podemos Mónica Carmona, cuya denuncia dio inicio a esta investigación, Montero usaba a «una persona a sueldo del partido», en referencia a Arévalo –actual asesora ministerial–, «como cuidadora de sus hijos».

El pasado 27 de julio, sin embargo, Carmona aseguró en sede judicial que no podía aportar pruebas a la causa porque al ser cesada de su cargo dentro del partido no pudo seguir investigando los hechos.