Quantcast

El presidente del Senado remite a la Comisión de Interior la decisión sobre la comparecencia de Bárbara Rey

El presidente del Senado, Ander Gil, ha remitido a la Mesa de la Comisión de Interior de la Cámara Alta la decisión sobre la solicitud realizada por el senador de Compromís, Carles Mulet, para que comparezca la actriz María García García, conocida artísticamente como Bárbara Rey, para «explicar las informaciones que apuntan a que recibió dinero público de fondos reservados para que no hiciese públicas sus supuestas relaciones con supuestos cargos del Estado».

Según fuentes de la Presidencia del Senado, Ander Gil no tiene la potestad de decidir si acepta o rechaza esta solicitud de comparecencia, sino que exclusivamente se ha limitado a enviar a la Mesa de la Comisión de Interior esta petición para que decidan ellos si finalmente la actriz comparece o no ante la Cámara Alta.

De este modo, la Comisión de Interior, cuya Mesa, formada por tres miembros del PSOE y dos del PP, será la que decida tramitar esta petición, y, en el caso de que así sea, ponga fecha e invite a la actriz a comparecer ante el Senado para dar cuenta de estas cuestiones formuladas por el senador valenciano.

Mulet había hecho esta solicitud con la intención de que Bárbara Rey «explicara la veracidad de las informaciones publicadas según las cuales supuestamente recibió por parte de personas del entonces CESID, u otros altos estamentos del Estado ingentes cantidades de dinero público de fondos reservados y posibles prebendas como la contratación por parte de una televisión autonómica para que no hiciese públicas sus supuestas relaciones con supuestos altos cargos del Estado».

En la actualidad, según denuncia Mulet, existe un bloqueo por la «falta de actividad» de la presidencia de esta comisión, «que no ha permitido las comparecencias solicitadas por los grupos», entre las que destacan las dirigidas la propio ministro Fernando Grande-Marlaska.

«Estamos hablando de una enorme malversación de fondos reservados, que por muy materia de secreto de Estado, no pueden estar destinados nunca a comprar el silencio de las aventuras sexuales del monarca emérito», ha subrayado el senador de Compromís.

NO HA PASADO POR LA MESA

En este contexto, fuentes parlamentarias del Partido Popular han confirmado que esta decisión no ha pasado por la Mesa de la Cámara Alta, sino que ha sido el propio Ander Gil el que ha dado el ‘plácet’ a la Comisión de Interior para que decida.

En la Mesa del Senado no hay mayoría absoluta de ningún partido, puesto que PSOE y PP tienen tres miembros cada uno, mientras que el PNV tiene uno.

En cualquier caso, la portavoz adjunta del PP en el Senado, Salomé Pradas, ya se ha pronunciado al respecto en un mensaje en su perfil de Twitter, en el que arremete contra la Presidencia de la Cámara Alta por «aceptar comparecencias del ‘cuore’ contra el rey emérito».