Quantcast

Niebla, olas y viento ponen en riesgo a 10 provincias

Niebla, olas y viento pondrán este viernes en riesgo a 10 provincias españolas, en una jornada marcada por las nieblas extensas y persistentes en las depresiones del nordeste, así como intervalos de levante fuerte en el Estrecho y Alborán, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En concreto, los fenómenos costeros pondrán en riesgo importante a Almería, Cádiz, Granada y Málaga mientras que por nieblas se activarán los avisos en Aragón, Lérida, Tarragona y Navarra. Cádiz estará en riesgo por viento.

Este viernes, en la Península y Baleares predominará una atmósfera estable. No obstante, en todo el área mediterránea, valle del Ebro e interior sudeste se esperan cielos nubosos o con intervalos de nubes bajas, y posibilidad de algunas precipitaciones, en general débiles y dispersas, algo más probables en el Estrecho, entorno de Valencia y litoral sudeste.

Cielos poco nubosos en el resto de la Península, aunque con algunas nubes bajas en el Cantábrico occidental, así como nubes medias y altas extendiéndose de sur a norte por la mitad sur peninsular. En Canarias se esperan intervalos nubosos en las islas occidentales, con posibilidad de alguna precipitación débil y poco nuboso en el resto.

Se esperan nubes bajas y brumas en gran parte del Mediterráneo, así como nieblas en el cuadrante sudeste y cuenca del Ebro, más extensas y persistentes en el valle del Ebro y proximidades. Probable calima en Canarias orientales.

Las temperaturas no experimentarán grandes cambios, con heladas débiles en montañas y páramos de la mitad norte y del sudeste, algo más intensas en Pirineos.

Los vientos serán de levante con intervalos de fuerte en el Estrecho y Alborán; del nordeste en el área mediterránea oriental y flojo en el resto de la Península, algo más intensos en litorales y tercio sur, predominando la componente este. En Canarias, vientos flojos variables en las occidentales y de componente este en las orientales que, en general, irán perdiendo intensidad durante el día.