Quantcast

El Banco Central de Turquía baja los tipos en 100 puntos básicos, hasta el 14%

El Comité de Política Monetaria del Banco Central de Turquía ha decidido este jueves reducir en 100 puntos básicos el tipo de interés de referencia para las subastas de refinanciación a una semana, que pasará a ser del 14%, tal y como descontaba el consenso del mercado, lo que ha provocado fuertes caídas en la cotización de la lira durante los últimos días.

Se trata del cuarto recorte consecutivo del tipo de interés de referencia aplicado por el banco central otomano, lo que ha rebajado el precio del dinero al 14% desde el 19% de principios de septiembre, a pesar de las presiones al alza de la inflación, que alcanzó el 21,31% en noviembre.

En su comunicado, el instituto emisor otomano sostiene que el aumento de la inflación en noviembre fue impulsado por la evolución de los tipos de cambio y factores del lado de la oferta, como el aumento de los precios mundiales de los alimentos, las limitaciones de suministro y la evolución de la demanda.

A este respecto, explica que decidió completar el uso del espacio limitado que implican los «efectos transitorios» sobre los precios de los factores del lado de la oferta y otros factores fuera del control de la política monetaria para reducir la tasa de política en 100 puntos básicos.

«El impacto acumulativo de las decisiones recientes se monitoreará en el primer trimestre de 2022 y durante este período, todos los aspectos del marco de políticas serán reevaluados para sentar las bases para una estabilidad de precios sostenible», ha añadido.

A este respecto, ha señalado que continuará utilizando de manera todos los instrumentos disponibles hasta que los indicadores apunten a una caída permanente de la inflación en línea con la meta a medio plazo del 5% para la estabilidad de precios, que fomentará la estabilidad macroeconómica y la estabilidad financiera a través de la caída de la prima de riesgo país, así como la disminución duradera de los costes de financiamiento.

«Esto crearía una base viable para que la inversión, la producción y el empleo sigan creciendo de manera saludable y sostenible», ha apostillado.

LA COTIZACIÓN DE LA LIRA MARCA MÍNIMOS.

Una vez confirmado el esperado recorte de tipos por parte del banco central turco, la cotización de la lira turca frente a las principales monedas volvía a caer con fuerza, marcando nuevos mínimos históricos frente al dólar.

De este modo, el cruce entre el dólar y la moneda turca llegaba a situarse en 15,6150 liras por cada ‘billete verde’, frente a las 14,8113 liras del cierre del día anterior.

El Banco Central de Turquía se vio forzado el pasado lunes a intervenir de nuevo en el mercado para apuntalar el tipo de cambio de la lira, en lo que fue la cuarta defensa de la moneda por parte de la institución en lo que va de mes de diciembre.

«El Banco Central de la República de Turquía interviene directamente en el mercado a través de transacciones de venta debido a formaciones de precios poco saludables en los tipos de cambio», confirmó la entidad.

El pasado 1 de diciembre, fecha de la primera intervención del banco central otomano, el cruce del dólar había llegado a casi 14 liras. El 31 de diciembre de 2020, cada dólar se intercambiaba por 7,43 liras.