Quantcast

Abascal se queja de que no podrá preguntar a Sánchez hasta febrero

El líder de Vox, Santiago Abascal, se ha quejado en redes sociales de que, pese a representar a la tercera fuerza parlamentaria del Congreso, no va a poder preguntar al presidente Pedro Sánchez hasta el mes de febrero y ha vuelto a reclamar debates semanales en la sesión de control igual que tiene el presidente del PP, Pablo Casado.

En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, Abascal denuncia que va a estar 14 semanas sin preguntar al presidente del Gobierno en el Pleno del Congreso, pues la última vez que le correspondió el turno fue el 20 de octubre y la próxima, dado la falta de sesiones ordinarias en enero, no será hasta febrero.

«Entiendo que (Sánchez) se esconda, pero el Congreso, aunque sea por pudor, debería procurar que la tercera fuerza de España pregunte al presidente semanalmente», ha escrito en un mensaje.

El pasado septiembre, Vox anunció incluso la presentación de un recurso ante la Audiencia Nacional para que su líder pudiera preguntar cada semana al presidente del Gobierno como tiene garantizado el líder del PP, Pablo Casado, en su calidad de grupo mayoritario de la oposición.

ESTATUS RESERVADO AL JEFE DE LA OPOSICIÓN

Fue el Gobierno socialista de Felipe González el que creó la figura del jefe de la oposición, en su momento Manuel Fraga, y desde 2008, después de que José Luis Rodríguez Zapatero acabara con las preguntas al presidente por parte del grupo que apoya al Gobierno, se estableció que el primer partido de la oposición siempre tiene derecho a una pregunta semanal con el jefe del Gobierno y que el resto se reparten las demás.

Para Vox, este modelo es bipartidista y, desde 2015, ya no tiene sentido en el Congreso. «Esta posición preeminente (del PP) resulta desproporcionada», comentó entonces en rueda de prensa el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros

Por ello, su formación propuso esta legislatura que en cada sesión de control al Gobierno se garantice una pregunta semanal al presidente a todos los grupos parlamentarios de la oposición con más de 50 diputados, que es el listón que establece la legislación para poder presentar mociones de censura o interponer recursos de inconstitucionalidad.

Ello permitiría al líder de Vox, Santiago Abascal, preguntar a Sánchez todas las semanas, al mismo nivel que Casado, ya que son los dos únicos partidos de la oposición con más de 50 escaños en el Congreso.

Según ha explicado Espinosa de los Monteros, la Mesa del Congreso ignoró su propuesta y por ello optaron por presentar un recurso por la vía de lo contencioso administrativo en la Audiencia Nacional para forzar a la Cámara a dar pasos hacia la proporcionalidad.