Quantcast

Ciencia e ingeniería de los materiales ¿En qué consiste?

Cuando se va a abordar un proyecto de ingeniería como puede ser el diseño de un producto, hay que tener muchos aspectos en cuenta y la mayoría de ellos están relacionados con el material de fabricación. Por eso es importante conocer en qué consiste la ciencia e ingeniería de los materiales y todo lo que puede aportar al diseño y fabricación de un producto.

¿En qué consiste la ingeniería de materiales?

La ingeniería o ciencia de los materiales es una rama de la misma que se encarga de analizar la relación propiedad-estructura y proyecta la naturaleza de un material para conseguir un conjunto predeterminado de propiedades.

Digamos que su objetivo es que un producto posea las cualidades que se le habían otorgado en el diseño de la forma más eficiente posible. Dicho de otra forma, esta rama de la ingeniería pretende resolver problemas desde la perspectiva de los materiales.

Esta rama del conocimiento científico se lleva a la práctica en empresas como https://www.infinitiaresearch.com, uno de los líderes del mercado en servicios de ingeniería para mejorar los procesos productivos y los materiales empleados en estos.

Ventajas de emplear la ingeniería de materiales

Aplicar todo el conocimiento científico que conforma la ingeniería de materiales a la de creación de un producto o algún proceso similar, conlleva una serie de ventajas y mejoras como las que vamos a ver. ¡Presta atención!

Garantizar la buena calidad del producto

Para comprender esta aportación de la ingeniería o ciencia de los materiales es necesario introducir el concepto de ingeniería inversa.

La ingeniería inversa es una metodología que consiste en analizar de forma detallada y sesuda los distintos componentes de un producto o sistema para comprender sus principios tecnológicos, de diseño y fabricación. Es decir, a través de la ingeniería inversa se obtiene toda la información sobre un producto, y a partir de ahí se proponen innovaciones y mejoras.

También se realizan pruebas del producto con sistemas como la impresión 3D con el fin de detectar los posibles fallos y ponerles solución. De esta forma la calidad final queda totalmente garantizada, ya que los errores que pudiera tener el producto se solucionan con antelación.

Ahorrar costes de producción

La aplicación técnica de la ingeniería de materiales también va orientada a conseguir una eficiencia desde el punto de vista económico. Cuando se afronta el diseño de un producto, siempre se plantean varios materiales para la fabricación del mismo.  Y del mismo modo que se prima el material con las cualidades más apropiadas, también se tiene en cuenta su precio.

Además, se trabaja el diseño del producto para que su elaboración sea lo más sencilla y eficiente posible, reduciendo así los futuros costes de producción.

Aumenta la innovación del producto

Los centros encargados de aplicar la ingeniería de materiales, como Infinitia Research, poseen una serie de conocimientos que permiten crear productos innovadores y con una tecnología avanzada.  De esta forma, no se obtiene solo un producto eficiente, sino también uno que sorprenderá al consumidor.