Quantcast

Desarticulados seis centros productivos de marihuana en Chauchina

La Guardia Civil, en el marco de la operación Ricina, ha desarticulado con la colaboración de la Policía Local seis centros de producción de marihuana en seis viviendas de Chauchina (Granada), donde han incautado 1.588 plantas de cannabis sativa y siete kilogramos de marihuana y ha investigado a un total de 15 personas.

En esta operación, ha investigado hasta el momento a once personas por delitos contra la salud pública por cultivo de droga y delitos leves de defraudación de fluido eléctrico, y a cuatro personas más por delitos leves de defraudación de fluido eléctrico, según ha detallado la Benemérita en un comunicado.

El elevado consumo de electricidad necesario para el cultivo clandestino de cannabis sativa es el responsable de apagones, averías en transformadores e incluso del cableado que sale ardiendo en arquetas. Estos problemas, de manera recurrente, se soportan en un conocido barrio de la localidad de Chauchina y que está provocando las quejas de los vecinos afectados y del propio Ayuntamiento.

La Guardia Civil ha informado que está multiplicando sus esfuerzos para perseguir este tipo de delitos en la provincia. Tras las quejas, los investigadores de la Guardia Civil de Santa Fe han averiguado que en diez viviendas de Chauchina había un consumo «inusualmente alto» de electricidad, por lo que se sospechaba que pudieran estar cultivando cannabis sativa de manera intensiva.

Una vez identificadas las viviendas sospechosas, la Guardia Civil ha desplegado un dispositivo en torno a ellas y han procedido al registro. En el primero, los agentes han encontrado 167 plantas de cannabis sativa y sucesivamente hasta en seis actuaciones 407, 90, 207, 105 y 612 plantas.

Durante los registros en la calle Ginés de los Ríos, la Guardia Civil ha visto a uno de los vecinos sospechosos sacar su vehículo de la cochera.

Lo interceptaron y al registrar el maletero comprobaron que este individuo, al ver el dispositivo, trataba de huir con siete kilogramos de marihuana.

Además, al registrar su vivienda, los agentes no descubrieron ninguna plantación, pero los técnicos de Endesa sí que descubrieron una acometida irregular a la red eléctrica.

En las otras nueve viviendas registradas, estos mismos técnicos de Endesa que habían acudido a apoyar a los agentes de la Guardia Civil, también han descubierto dobles acometidas ilegales a la red.

La Guardia Civil y Endesa colaboran de forma permanente en la detención de anomalías en la red eléctrica con el fin de garantizar no solo el suministro para el resto de ciudadanos, sino también su seguridad.

Esta actuación se incardina en la operación Miller, una operación que está desarrollando la Guardia Civil a nivel nacional contra el cultivo ilegal de marihuana.