Quantcast

Esta es la multa que pagarás si conduces con abrigo

Estamos entrando en el momento más frío del año. Una temporada para el que probablemente hayamos rescatado nuestras prendas de abrigo más calientes. Así, a la hora de salir de casa nos pertrechamos con ellas para amortiguar el frío de la calle, con la intención de seguir así hasta volver a algún espacio acondicionado. Pero para conducir, la DGT (con reglamento en mano) pone especial atención en esto con su respectiva multa.

Porque, a menos que guardemos nuestro coche en un garaje, lo más probable es que cuando vayamos a hacer uso de él la temperatura en el interior del habitáculo sea realmente baja. Nuestro primer pensamiento será el de montarnos directamente y no deshacernos de ninguna de las prendas de abrigo. Sin embargo, desde Tráfico nos avisan que podrían acarrear con una multa por ello. Lo repasamos.

El uso del abrigo mientras se conduce impide la libertad de movimientos

Libertad de movimiento DGT conducir

El uso del abrigo cuando conduces, sobre todo si es muy acolchado y aparatoso, ha demostrado que impide mantener la libertad de movimientos. El conductor reaccionaría más lentamente a imprevistos en la carretera y el cinturón de seguridad perdería efectividad.

Además, en caso de accidente podría producirse el efecto submarino, es decir, el cinturón no se ajustaría perfectamente y el conductor podría salir disparado y chocar contra el volante, el salpicadero o la parte baja del habitáculo.

No existe una prohibición expresa de conducir con el abrigo pero el Reglamento General de Circulación obliga al conductor a mantener su propia libertad de movimientos. En ese caso, si un agente de tráfico considera que no se mantiene, podría ponernos una multa.