Quantcast

Sánchez y el primer ministro francés coinciden en avanzar en el Pacto de Migración

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el primer ministro francés, Jean Castex, han vuelto a poner de manifiesto la sintonía existente entre ambos países en temas europeos, sobre todo en lo relativo a la necesidad de avanzar hacia un Pacto de Migración y Asilo y de priorizar a la Vecindad Sur de la UE.

Castex ha viajado a Madrid para presentar las prioridades de la presidencia de turno de la UE que asumirá Francia el próximo 1 de enero pero el encuentro también ha servido a ambos para repasar las «excelentes relaciones bilaterales» así como la cumbre de la OTAN que acogerá Madrid en junio de 2022, según ha informado Moncloa en un comunicado.

Sánchez ha subrayado que espera que la presidencia «sea un éxito y sus resultados sean beneficiosos para la Unión Europea en su conjunto», para lo cual ha hecho saber a Castex que contará con el firme apoyo de España.

Los dos jefes de Gobierno han coincidido en la necesidad de que durante el primer semestre haya avances sustantivos para un nuevo Pactode Migración y Asilo toda vez que, como ha subrayado Sánchez, «la cuestión migratoria es un desafío para Europa y de vital importancia para España».

Asimismo, han abordado la importancia de la dimensión exterior de la migración, con acciones concretas con respecto a los países de origen y tránsito y han apostado por dar prioridad a la Vecindad Sur, para que los 27 vuelvan a mirar hacia el Mediterráneo.

En materia económica, han tratado la necesidad de iniciativas para reforzar el crecimiento económico y el empleo y han destacado la importancia de avanzar en la autonomía estratégica de la UE. Asimismo, han abordado la reforma pendiente del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, un capítulo en el que España y Francia están en sintonía, según Moncloa.

Por lo que se refiere a la Europa de la Defensa, han mostrado su sintonía para trabajar conjuntamente y alinear los objetivos de la UE y la OTAN, especialmente ante la próxima cumbre de la Alianza Atlántica. En este sentido, Sánchez ha resaltado que «la complementariedad entre la UE y la OTAN será una cuestión importante ya que ambas comparten intereses, valores y desafíos».

En el plano bilateral, han subrayado la excelente colaboración en materia judicial, policial y de seguridad entre ambos países y han abordado la cuestión de los últimos diez pasos fronterizos entre España y Francia que permanecen cerrados, si bien Moncloa no ha dado más detalles sobre si el Gobierno galo tiene intención de levantar el cierre impuesto como medida para evitar atentados terroristas.

COMISIÓN POR 50 ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE PICASSO

Por último, y en línea con lo acordado en la XXVI Cumbre Hispano-Francesa de Montauban, Sánchez y Castex han anunciado la creación de una Comisión bilateral hispano-francesa para conmemorar conjuntamente el 50 aniversario de la muerte de Pablo Picasso en 2023.

Dicha comisión, que contará con la colaboración de más de 30 instituciones culturales de España, Francia, Estados Unidos, Alemania, Suiza y Mónaco, organizará exposiciones, encuentros y coloquios internacionales, y desarrollará nuevos recursos educativos y audiovisuales sobre el artista.

Este aniversario, ha destacado Sánchez, «permitirá que un gran público descubra o redescubra el gran legado de este artista universal a través de las actividades y eventos que organizarán ambos países durante cerca de dos años».

VISITA DE CASTEX A MADRID

El primer ministro también ha aprovechado su viaje a Madrid para visitar la Embajada francesa, en la que trabajó con una beca de la Escuela Nacional de Administración (ENA) durante seis meses en 1989, y para mantener un encuentro con la comunidad gala en España. Según ha dicho, entre 150.000 y 200.000 franceses residen en territorio español.

Durante este evento, Castex ha reconocido que para él ha supuesto «un gran momento de emoción» poder volver a Madrid, ya que «ama mucho» a España.

El mandatario ha recordado su paso por la capital y el «momento excepcional» en que se produjo, con España asumiendo por primera vez la presidencia de turno de la entonces Comunidad Económica Europea (CEE) y la Transición ya completada.

También ha contado que fue «testigo» del boom económico que se estaba produciendo en el país así como de la «vida nocturna» y la ‘movida’ madrileña. Aunque desde entonces ha tenido ocasión de volver a Madrid y a España varias veces, hacerlo ahora como primer ministro tiene «un sabor especial», ha reconocido.