Quantcast

Los niveles de crecida del Bidasoa son «históricos»

Los niveles de crecida del río Bidasoa ha sido «históricos», con más de 8,34 metros a la altura de Endarlaza, según ha destacado el alcalde de Irun, José Antonio Santano, que ha resaltado que «no habíamos conocido un nivel así» en esta zona, lo que «da idea de la gravedad de la situación».

El Ayuntamiento guipuzcoano ha explicado que, desde que se activara el Plan anti-inundaciones en Behobia este pasado jueves a última hora, tras la reunión de la Mesa de Emergencia, la presencia de Policía Local, Protección Civil, Bomberos, Servicios de Txingudi y más efectivos municipales es permanente en la zona tratando de paliar los efectos que ha supuesto la crecida del río y su desbordamiento afectando a todo el barrio de Behobia, viviendas, comercios y establecimientos y sus principales vías de acceso.

En la tarde-noche del jueves al viernes se informó a la ciudadanía, tanto a comerciantes y vecinos de las casas más cercanas al río y se solicitó que se retiraran los vehículos de los garajes y se colocaron las compuertas para frenar en lo posible la crecida.

Este viernes el barrio de Behobia ha amanecido con varias calles cubiertas de agua, sobre todo Lastaola y María Juncal Labandibar, el aparcamiento de Zaisa I y especial incidencia en el entorno de Mendipe con cuatro viviendas habitadas que se han inundado a las que hay que sumar algunos comercios del barrio afectados. En varios casos los bomberos y efectivos de Txinzer han tenido que achicar agua del interior de los edificios.

En cuanto, al tráfico se ha visto resentido de forma muy importante. A media mañana no se podía acceder al barrio desde el centro de Irun al cortarse, también por la crecida del río, la calle Juan Thalamas Labandibar desde Osinbiribil. En estos momentos los vehículos se desvían por la Avenida Blaia y Zaisa 3, si bien no se puede entrar a las rotondas de Endarlaza Ibilbidea por grandes balsas de agua y hay que salir por la autopista dirección Francia o San Sebastián, o hacia Navarra.

Desde el Cuerpo de Guardia de Behobia, donde a las 10.30 horas de este viernes se ha reunido la Mesa de Seguimiento de esta situación, el alcalde ha destacado que «los niveles de agua son históricos, no habíamos conocido un nivel de más de 8,34 metros a la altura de Endarlaza, esto nos da idea de la gravedad de la situación».

«Mantenemos la vigilancia, precaución máxima, sigue el dispositivo con las compuertas y el aviso a todos los vecinos de que la situación es preocupante», ha resaltado.

El temporal ha causado también problemas en otros puntos de Irun por la intensa lluvia, si bien a lo largo de la mañana han ido mejorando. Además de balsas por la ciudad, las afecciones han alcanzado, entre otros puntos, una vivienda en la calle Ermita anoche, el polígono Bidaurre-Ureder con la caída de unos árboles, o la regata de Jaizubia que, si bien ayer presentaba muchas complicaciones, este viernes la situación ha mejorado.

Asimismo, en las últimas horas se han reabierto accesos en la bajada a Zubimuxu desde la variante, cerrada varias horas por inundación, y la carretera de Olaberria a Ventas, afectada por la caída de un árbol.

ACCESO A FRANCIA

Por otro lado, la Subdelegación del Gobierno en Gipuzkoa ha informado de que Francia ha comunicado que, debido al mal tiempo y las inundaciones, ha cerrado el acceso por la autopista A63 (Biriatou) a vehículos pesados. También se encuentra cortada la autopista entre Anglet y Ondres (salidas 5 y 7).

El subdelegado en Gipuzkoa, Guillermo Echenique, ha acudido este viernes al puente de Behobia para interesarse por la situación tras las inundaciones por la crecida del Bidasoa y ha intercambiado impresiones con la Guardia Civil y agentes de la Policía Nacional Francesa.

Asimismo, ha estado en contacto tanto este pasado jueves como hoy viernes con responsables de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico y del Ayuntamiento de para conocer el alcance de los daños que ha provocado el temporal y el riesgo de posibles nuevas inundaciones.