Quantcast

El IBV crea una novedosa tecnología de escaneo 4D que permitirá una medicina más personalizada

Analizar y estudiar el cuerpo humano al completo en movimiento y sin necesidad de colocar marcadores ya es posible gracias a una novedosa tecnología de escaneo 4D desarrollada por el Instituto de Biomecánica (IBV), que es capaz de convertir la información registrada por las cámaras del escáner en una reconstrucción virtual de la persona con una precisión milimétrica.

Este desarrollo contribuirá al «avance de una medicina más personalizada», ya que permitirá que los profesionales sanitarios realicen pronósticos más precisos y puedan tomar decisiones que favorezcan al paciente en estadios más tempranos, ha asegurado el instituto tecnológico en un comunicado.

Se trata de un sistema en el que el IBV está explorando sus posibles aplicaciones en salud en el marco del proyecto ‘Biomecsalud’, financiado por el IVACE de la Generalitat Valenciana y Fondos FEDER.

Las tecnologías de valoración biomecánica que se están explorando en este proyecto supondrán una «importante herramienta en el ámbito clínico para evaluar de forma objetiva el resultado de intervenciones que afectan al sistema musculoesquelético y apoyar en el proceso de rehabilitación», explican desde el IBV.

INNOVACIÓN PARA UN «CAMBIO DE PARADIGMA»

Los nuevos procedimientos y tecnologías biomecánicas desarrolladas por el IBV buscan avanzar en un «cambio de paradigma» en la forma de estudiar el cuerpo humano en movimiento. «El análisis de la combinación de la forma del cuerpo y su cinemática contribuirá al desarrollo de la llamada medicina personalizada, lo que facilitará la adaptación de las tecnologías de apoyo y las terapias rehabilitadoras a las necesidades específicas de cada paciente», ha resaltado el director de innovación en Valoración Biomecánica del IBV, David Garrido.

Esta línea de investigación en análisis biomecánico utilizando tecnología de escaneado 4D se ha concretado con la realización de casos de uso que se han validado con algunas de las empresas colaboradoras del proyecto, como son Surgival, Biomet 3i Dental Ibérica, Fresdental, Industrial Médica Alicantina, S2 Grupo, Quibim o Mysphera.

MAYOR PRECISIÓN EN LOS PRONÓSTICOS DE PACIENTES

«El uso de estas tecnologías innovadoras desvela nueva información sobre los pacientes que ayuda a conocer no sólo su actual estado de salud sino también su futura evolución», ha explicado Garrido. El avance hacia una medicina predictiva es uno de los principales objetivos de esta iniciativa, que ha contado también con la colaboración del Hospital General de Valencia.

Según Garrido, este trabajo «abre nuevas e inéditas posibilidades a un sinfín de aplicaciones en el ámbito clínico para el cuidado de la salud, donde esta tecnología podrá contribuir a acortar tiempos en los tratamientos e impulsará la innovación en la monitorización de los pacientes en los entornos domiciliarios».

El proyecto Biomecsalud (IMDEEA/2021/56) ha sido financiado por el programa 2021 de ayudas del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) dirigidas a centros tecnológicos de la Comunitat Valenciana para el desarrollo de proyectos de I+D de carácter no económico realizados en cooperación con empresas, cofinanciado por los fondos FEDER dentro del Programa Operativo de la Comunitat Valenciana 2014-2020.