Quantcast

Desmantelada una plantación de más de 1.300 plantas de marihuana en un chalet de El Berrueco

Agentes de la Guardia Civil del Puesto de Torrelaguna han desmantelado una plantación de marihuana con más de 1.300 plantas en un chalet del madrileño municipio de El Berrueco.

Según ha explicado el Cuerpo en un comunicado, se ha logrado en el marco de la operación ‘Vidón Aspas’, que ha conllevado la detención de una persona por un delito contra la salud pública y por defraudación de fluido eléctrico en El Berrueco y La Cabrera.

La investigación se inició el pasado mes de octubre cuando en la urbanización Pradera del Amor, de El Berrueco, se detectó una vivienda que desprendía un fuerte olor similar al de la marihuana.

Al tratarse de una zona residencial, aislada y principalmente de segundas viviendas, los agentes sospecharon que en el interior pudiera encontrarse algún tipo de plantación, emitiendo además del fuerte olor, un ruido permanente de lo que pudieran ser extractores.

De las vigilancias policiales se pudo saber también que en la citada vivienda no residía nadie, pero que una persona acudía todos los días permaneciendo en el interior cortos espacios de tiempo.

Por todo ello, y con la autorización de la Autoridad Judicial competente se realizó una entrada y registro en este chalet, así como en el domicilio de la persona investigada y que estaba situado en La Cabrera.

En el chalet de El Berrueco los agentes descubrieron un total de 1.325 plantas de marihuana, que se encontraban en diferentes bancales según el estado de floración. Esta instalación eléctrica que abastecía de manera ilegal las lámparas y extractores utilizados por el detenido para conseguir una óptima producción.

En la vivienda situada en La Cabrera se intervinieron 15 kilogramos de cogollos de marihuana que estaban listos para su distribución y venta, así como hachís, armas blancas prohibidas y una pistola simulada de fogueo.

Por todo ello se procedió a la detención de varón español de 52 años de edad y a quien por estos hechos se le imputa un delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico.