Quantcast

Zupiria quiere que los jóvenes incorporen el euskera a las actividades fuera del aula

El consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, ha afirmado que uno de los objetivos de la política lingüística para los próximos años debe ser «incorporar el euskera a las actividades que los jóvenes desarrollan fuera del aula».

En una entrevista en Radio Euskadi, Zupiria se ha referido también a la celebración durante estos días de la Durangoko Azoka, de la que ha valorado el «esfuerzo» realizado para garantizar su presencialidad.

En este sentido, ha asegurado que no tiene dudas de que la feria se va a desarrollar «perfectamente» y cumpliendo con todas las normas establecidas para contener la pandemia de la covid-19.

Por otro lado, y en relación a la situación del euskera, el consejero ha destacado que en los últimos 40 años la gran mayoría de los jóvenes vascos han incorporado el euskera a su «patrimonio personal y a sus capacidades lingüísticas», lo que ha considerado representa un «fenómeno sin precedentes».

No obstante, ha advertido que muchos de los jóvenes que lo aprenden en el sistema educativo no encuentran luego «un espacio natural» para utilizarlo.

Entre las causas de ello, ha situado el hecho de que en sus familias no se conoce, muchas de las actividades desarrolladas fuera del aula se producen en castellano y gran parte de «la oferta audiovisual que reciben en televisiones y plataformas están en otras lenguas».

«Uno de los objetivos de la política lingüística de los próximos años debe ser incorporar el euskera a las actividades que los jóvenes desarrollan fuera del aula», ha incidido, en referencia al ámbito deportivo, actividades extraescolares, ocio, así como a la presencia del euskera en los medios de comunicación, en el ámbito digital y en el sociolaboral.

Tal y como ha sostenido, la agenda estratégica del euskera tiene como objetivos para los próximos años «extender su conocimiento, fomentar su uso, reforzar las relaciones con administraciones de Navarra e Iparralde y asegurar los derechos lingüísticos de los euskaldunes».