Quantcast

La muestra más personal del fotógrafo Peter Lindbergh repasa sus ‘historias no contadas’

La exposición ‘Untold stories’, formada por más de 160 instantáneas y que aterriza en A Coruña de la mano de Marta Ortega –próxima presidenta de Inditex–, repasa desde este sábado las ‘historias no contadas’ que se esconden tras el objetivo del fotógrafo de moda Peter Lindbergh, apodado ‘el poeta de lo imperfecto’ por la naturalidad y «brutalidad» de sus imágenes.

La muestra, que abre al público este sábado 4 de diciembre en el herculino Muelle de la Batería, en un espacio específicamente rehabilitado para ello por la arquitecta Elsa Urquijo, se divide en tres capítulos. Además, cuenta con dos instalaciones a gran escala que «ofrecen una perspectiva nueva y sorprendente».

Todas las imágenes fueron escogidas por el propio fotógrafo, apodado «el poeta de lo imperfecto» por la naturalidad, realidad e incluso «brutalidad» que reflejan sus instantáneas. Lindbergh no llegó a ver la muestra –falleció en 2019–, pero su hijo y director de la Lindbergh Foundation, Benjamin Lindbergh, ha asegurado que esta es «la mayor muestra, la más personal e íntima» que se ha realizado del trabajo de su padre.

Pese a que como ha comentado Benjamin, a su padre no le gustaba el concepto ‘retrospectiva’; «le sonaba a muerto», ‘Untold stories’ repasa la vasta obra de un hombre que «pretendía ir más allá de la imagen», incluso de la moda, para transmitir la realidad, «la historia», que escondía el instante que capturaba con su objetivo.

EXPOSICIÓN EN TRES ACTOS

Así, la instalación de apertura, ‘Manifest’, incluye impresiones en papel pintado a gran escala de un total de 24 fotografías que representan «el corazón» de su obra, «el modo en que Linbergh entendía la fotografía de moda: como medio y no como fin».

A continuación se encuentra la sección central de la exposición, con obras «clave» en su trayectoria como la serie de fotografías de la modelo Naomi Campbell, realizadas en Ibiza en el año 2000; la fotografía con la que se estrenó en el calendario Pirelli -con el que llegó a colaborar hasta en tres ocasiones–; retratos de supermodelos como Linda Evangelista -a la que recomendó cortarse el pelo– o Helen Christensen, y personajes españoles como Antonio Banderas -el único hombre en toda la exposición– o Penélope Cruz.

Aunque Lindbergh buscaba «retratar la casualidad», «nada es casual en esta muestra». Ni siquiera el cristal que protege las imágenes, que refleja a quien las observa para incidir en la interpretación, propia y libre, que cada uno haga de las fotografías.

La muestra se cierra con una instalación cinematográfica, ‘Testament’ (2013), inédita hasta el momento, en la que el fotógrafo hace un alegato a la empatía y la libertad, «defendiendo que todos nacemos inocentes» y que es la propia vida la que conduce a las personas a ejecutar determinados actos. La película, rodada a través de un espejo, muestra la expresión del reo Elmer Carrol, condenado a muerte en Florida. Va acompañada además de una carta manuscrita del propio Lindbergh, en la que reflexiona sobre la bondad y el destino de las personas.

NATURALIDAD EN BLANCO Y NEGRO

Esta instalación ahonda en uno de los aspectos que han caracterizado al fotógrafo polaco, considerado uno de los más influyentes del panorama contemporáneo: la realidad y la objetividad; la naturalidad frente a lo impostado.

Es por este motivo que el artista se decantó «casi siempre» –a excepción de un par de fotografías– por imágenes en blanco y negro, puesto que el color «enturbiaba» la historia que quería contar. A lo largo de la muestra, el visitante conocerá la huella que dejó en el artista su infancia en la cuenca del Ruhr, su pasión por el expresionismo alemán o su obsesión con la ciencia ficción.

La exposición –que pretende recrear la original de Dusselforf– se completa a su vez con la publicación de dos libros. Por un lado, la reedición de ‘Untold stories’, de Taschen, con motivo de la inauguración de la muestra en la ciudad herculina; y por otro, la publicación de ‘Raw Beauty’, escrito por Michael Benson y compuesto por 22 entrevistas con distintas personalidades retratadas por el polaco. Incluye además la poesía y las fotografías de paisajes del artista gallego Manuel Vilariño.

Algunos testimonios de los que han desfilado por delante del objetivo de Lindbergh aparecen recogidos en paneles a la entrada de la exposición, donde la actriz Penélope Cruz afirma, por ejemplo, que «Peter sabía cómo fotografiar a una mujer. Casi puedes asomarte al alma de la persona que está fotografiando… No hay nada fingido».

MARTA ORTEGA Y A CORUÑA

Durante su carrera, Lindbergh ha retratado a algunos de los rostros más conocidos de la industria de la moda y del mundo de la cultura; también a la heredera de Inditex, a la que lo unía una fuerte amistad marcada por la «generosidad», en palabras del hijo del fotógrafo.

La hija de Amancio Ortega, a la que el artista inmortalizó el día de su boda, es una de las principales responsables de que ‘Untold stories’ haya llegado a A Coruña, ciudad que Peter Lindbergh conoció en 2018 y que lo atrapó por su «atmósfera gris, su clima sombrío y su estética industrial», similares a la región del Ruhr en la que se crió.

La exposición podrá visitarse gratuitamente hasta el 28 de febrero del próximo año y cuenta además con una cafetería y tienda, donde pueden adquirirse los libros editados para la muestra, así como otros productos conmemorativos como bolsas de tela o marcapáginas.