Quantcast

Cáritas acondiciona viviendas y ofrece atención a más de 120 familias en La Palma

Cáritas Diocesana de Tenerife ha atendido ya de forma directa a más de 120 familias y cerca de 400 personas damnificadas por la erupción volcánica en La Palma (entre ellas 80 menores de edad), la mayor parte de las cuales han perdido su vivienda o han tenido que ser desalojadas debido a la erupción volcánica.

La entidad señala en una nota que las cifras aumentan de forma notable a medida que transcurren las semanas, y la mayor parte de las personas que llegan hasta Cáritas lo hacen derivadas por los servicios sociales de los principales ayuntamientos afectados, como El Paso, Los Llanos de Aridane y Tazacorte, fundamentalmente.

En este sentido, la institución católica proporciona alternativas alojativas a muchas de las personas que en un primer momento se realojaron en casas de familiares y conocidos, ya que en muchos casos se trata de espacios pequeños donde deben convivir varias unidades familiares.

Así, con las numerosas aportaciones solidarias recibidas, Cáritas Diocesana de Tenerife continúa habilitando y acondicionando instalaciones parroquiales cedidas por la Diócesis Nivariense, en lo que se refiere a albañilería, pintura, equipamiento o mobiliario.

De igual modo, a las personas realojadas se les proporcionan colchones, mantas, almohadas, productos de higiene personal y necesidades básicas de alimentación y vestuario.

Igualmente, se ha dado apoyo económico a las familias para la compra de esas necesidades, a través de tarjetas de supermercado y la puesta en marcha de tarjetas solidarias bancarias.

En total, hasta la fecha Cáritas Diocesana de Tenerife ha invertido cerca de 200.000 euros en llevar a cabo todas estas actuaciones.

En esta misma línea, con las donaciones económicas recibidas en la campaña de solidaridad, Cáritas Diocesana de Tenerife ha concedido ayudas de emergencia y ayudas al alquiler a familias damnificadas por esta grave tragedia natural, que afecta directamente a más de 7.000 personas y que ha provocado la destrucción de unas 2.600 edificaciones.

También en materia de Vivienda, la entidad eclesial, a través de su gabinete de gestión de crisis, continúa además planificando acciones a medio y largo plazo, en coordinación con las administraciones locales y el Cabildo de La Palma, con las que se mantienen contactos periódicos.

REFUERZO DEL EQUIPO PSICOLÓGICO Y JURÍDICO

A nivel interno, se están coordinando las acciones con las cáritas parroquiales para una atención específica e integral a las familias afectadas por el volcán.

Además, se siguen entregando mascarillas FFP3 y gafas protectoras en centros educativos e institutos de la comarca del Valle de Aridane.

Paralelamente, se llevan a cabo distintas acciones de sensibilización y rendición de cuentas en centros escolares, empresas, congregaciones religiosas, parroquias o fundaciones, dando a conocer las actuaciones que está desarrollando la institución eclesial con las personas damnificadas.

En esta misma línea, Cáritas Diocesana de Tenerife tiene previsto reforzar las acciones que ya llevaba a cabo en la isla en materia de Vivienda y Empleo, y potenciará su equipo técnico psicosocial y jurídico para tratar de dar respuesta a las necesidades que vayan planteando las personas y familias afectadas por esta catástrofe natural.