Quantcast

KPMG resalta la capacidad del sector financiero español para canalizar los fondos europeos

El presidente de KPMG en España, Juanjo Cano, ha destacado este lunes que el sector financiero está llamado a desempeñar «un papel decisivo» en el objetivo de conseguir que el efecto transformador de los fondos europeos redunde en el beneficio de la sociedad.

Durante su intervención en el XII Encuentro del Sector Financiero organizado por ‘Expansión’, ha destacado la labor que han realizado entidades, supervisores y reguladores en los últimos años y que ha dado como resultado un sector financiero «saneado, solvente y sólido», que «ha protegido el tejido productivo durante la crisis provocada por la Covid-19 y que va a desempeñar un papel clave en esta etapa de crecimiento que se está iniciando».

En la misma línea se ha pronunciado el socio responsable global de Banca y Mercados de Capitales de KPMG, Francisco Uria, quien ha resaltado que la «buena noticia» es que el sector ha seguido fortaleciéndose en el año 2021 y termina este ejercicio en una posición «mucho mejor que la que tenía en 2020 en términos de capital, liquidez, nivel de provisiones, rentabilidad o volumen de NPLs en balance».

«Esto le permitirá seguir apoyando con financiación a familias y empresas, contribuyendo a la recuperación de la economía española y apoyar también la canalización eficaz de los imprescindibles fondos europeos, palanca de transformación de la empresa y la economía españolas», añadió.

En opinión de Uria, 2022 será un año en el que se observará un mapa bancario renovado, tras las operaciones de consolidación realizadas en el 2021 y que han afectado a entidades relevantes, como CaixaBank o Unicaja.

Asimismo, ha señalado que la situación actual de liquidez en los mercados será un estímulo para que continúen con fuerza las transacciones en ámbitos como la gestión de activos, los seguros, la depositaría y los propios activos ‘non performing’.

AUMENTO DE LOS CRIPTOACTIVOS

Uría ha estimado que 2022 será también un año en el que los criptoactivos seguirán creciendo en volumen, irán avanzando en su institucionalización de la mano de la nueva regulación que, como el Reglamento MICA que se aprobará en breve, irá proporcionando al sector financiero una base sólida para definir el papel que debe desempeñar en este nuevo mundo.

También en este ámbito de la nueva economía ‘crypto’, los bancos centrales seguirán avanzando en la definición de sus monedas digitales, las CBDCs, entre las que se encuentra el euro digital, una cuestión a la que que el experto ha considerado que los bancos españoles deberán prestar atención al ser, previsiblemente, uno de los retos más importantes a los que se enfrentarán en el futuro, más allá del 2022.

Por último, Uría ha señalado otro reto para los bancos españoles, y para todas las empresas y entidades, de adaptarse a los nuevos modelos de trabajo. «Debemos encontrar nuevos modelos flexibles de trabajo que nos permitan atraer y retener el talento que necesitamos», ha considerado en este sentido.

RALENTIZACIÓN EN LA RECUPERACIÓN

Por otro lado, Juanjo Cano ha alertado de los desafíos como los problemas de la cadena de suministro o la escalada de los precios de la energía, que están ralentizando la recuperación e impulsando la inflación hasta niveles que no vistos desde hace varios años.

Como puntos positivos en la situación actual, Cano ha señalado que la pandemia ha acelerado la digitalización, impulsando de forma significativa el comercio electrónico, los pagos digitales y los canales bancarios no digitales.

«La banca está respondiendo a estas expectativas, reforzando su apuesta por la innovación y tecnologías como la automatización y la inteligencia artificial que permitirán, por un lado, optimizar la eficiencia operativa y, por otro, maximizar los costes de explotación. Todo ello, sin perder de vista la seguridad y la protección de los datos de los usuarios», ha afirmado.

En este sentido, Uria ha pronosticado que «continuará con fuerza el intenso proceso de transformación digital» de las entidades, apostando por la mejora de la experiencia del cliente y la capacidad para personalizar productos y servicios adecuados a sus necesidades y también se mantendrá su reverso, la amenaza de la ciberdelincuencia.

AVANCES EN ESG

Por su parte, Juanjo Cano también ha puesto énfasis en cómo las siglas ESG ya se integran en los modelos de negocio del sector y se visualizan como una palanca de crecimiento.

En su opinión, «todos los países se han sumado, con mayor o menor ambición, a los compromisos adquiridos en la última cumbre del clima, y en los que el sector financiero tendrá un papel crucial».

La sostenibilidad, será también, en opinión de Uría, otra de las claves del 2022, tras los avances producidos en la reciente COP26 celebrada en Glasgow este mes de noviembre. En este sentido, ha destacado que el papel del sector financiero «será muy relevante», puesto que la regulación europea le otorga un rol de «auténtico» catalizador de la transformación de la economía europea.