Quantcast

El TSJC pide un plus para jueces en Cataluña ante la falta de plantilla para cubrir vacantes

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha pedido este viernes establecer un complemento salarial a los jueces que ejercen en esta comunidad para incentivar a que se queden, ante la falta de plantilla para cubrir vacantes.

El presidente del TSJC, Jesús María Barrientos, ha explicado el acuerdo de este viernes del pleno de la Sala de Gobierno, con el que pide al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que inste al Ministerio de Justicia a establecer este complemento de destino «similar en concepto y cuantía» al que ya existe en las Islas Canarias, el País Vasco y Navarra.

Barrientos ha señalado la «urgencia» para cubrir plazas vacantes ante la previsión de que unas 80 plazas de juez en Cataluña queden desocupadas las próximas semanas.

Por un lado, el lunes recibirán sus despachos los 188 nuevos jueces que este año han terminado su formación en la Escuela Judicial, lo que supone que «van a cesar en los juzgados de Cataluña hasta 20 alumnos» que cubrían plazas de sustitución y de refuerzo en su última etapa de formación.

Al terminar la etapa en la Escuela Judicial, los nuevos jueces eligen destino entre las plazas vacantes y con orden de preferencia según sus calificaciones, y una vez reciben el primer destino, no pueden pedir cambiarlo hasta un año después.

Además, el martes se publicará el resultado del tercer concurso este año con las peticiones de cambio de destino, en el que 41 jueces graduados el año pasado y que hasta ahora ejercían en Cataluña se irán a otros juzgados.

El cuarto concurso para cambios de destinos en 2021 se publicará en diciembre, y Barrientos ha explicado que con este 21 jueces más se irán de Cataluña, sumando unos 80 ceses en pocas semanas.

«No tenemos jueces sustituir suficientes para cubrir todas esas vacantes que se van a generar», y ha detallado que solo hay 12 jueces sustitutos disponibles, por lo que solo se podrá cubrir esta cantidad de plazas vacías.

NUEVA PROMOCIÓN

En la promoción de este año en la Escuela Judicial hay 188 nueves jueces, y de estos 73 tendrán su primer destino en Cataluña, a los que se incorporarán a mediados de diciembre, pero Barrientos ha señalado que «la mayor parte vienen porque no han tenido alternativa» al tener que elegir su primer puesto entre las plazas disponibles.

«Implica que van a permanecer en estos destinos el tiempo mínimo imprescindible» por la norma que fija que no pueden cambiar de juzgado durante el primer año.

Barrientos ha recordado que, aunque la mayoría de nueves jueces empezarán trabajando en Cataluña, la mayor parte provienen de otras comunidades autónomas, y es habitual en este caso que pidan el traslado a sus provincias en cuanto pueden.

«PROBLEMA ESTRUCTURAL»

Barrientos ha remarcado que, a pesar de la urgencia de las próximas semanas, se trata de «un problema estructural de la carrera judicial en Cataluña, y este escenario con toda probabilidad se va a repetir de forma recurrente».

Entre las posibles causas de la alta temporalidad de los jueces en Cataluña también ha señalado que hay menos personas que se forman para juez en proporción a las plazas que hacen falta.

Respecto a esta problemática, considera que la propuesta de la Generalitat para crear becas para nuevos jueces es «una buena forma de incentivar» que más graduados en derecho opositen, y ha deseado que se despliegue.