Quantcast

Sepia: cómo debes freírla para que siempre esté jugosa

La sepia es uno los pescados y mariscos más utilizados en la cocina. No hay restaurante o bar que se precie sin que tenga en su carta a este animal a la plancha. Y es que además de ser muy económico y rico, es muy saludable. La sepia produce menos colesterol que otros moluscos parecidos como los calamares.

Por lo que no hay excusas para comprar este alimento y hacerlo en casa. Además, este plato suele gustarle mucho a los niños y es una manera para que coman pescado. A continuación, te mostramos cómo debes freír la sepia para que siempre esté jugosa.

EL TOQUE FINAL CON SU TRUQUILLO

Sepia: cómo debes freírla para que siempre esté jugosa

Pon la sepia en la sartén cuando esté caliente. Para que no te quede dura, puedes probar a retirarla del fuego tras 2 minutos. Entonces, tienes que secarla en un plato con papel absorbente para que chupe todo el agua que ha soltado y limpia la sartén. Vuelve a ponerla en el fuego y añádele la sepia. Cocínala durante otros 2 minutos y vete removiéndola para que vaya cogiendo el color dorado. Cuando haya transcurrido ese tiempo, añádele el majado. Remuévelo todo muy bien y cocínalo durante un minuto más. La sepia va a estar en su punto y no se habrá quedado dura para nada.