Quantcast

Protección Civil alerta por nieve y viento a la Península y por lluvias intensas a Canarias

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha alertado por el temporal de viento y nieve en cotas relativamente bajas en la mitad norte y centro de la Península y por lluvias muy intensas a Canarias y fuertes en el litoral cantábrico.

De acuerdo con las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), espera además vientos costeros muy fuertes en el Cantábrico que progresivamente irán llegando al Mediterráneo. Ante esta situación pide a los ciudadanos que extremen las medidas de prevención, especialmente a la hora de desplazarse por carretera y en las actividades en zonas de montaña.

El temporal estará motivado por la llegada del frente frío asociado a la borrasca ‘Arwen’, que aportará nevadas importantes a la mitad norte peninsular y vientos fuertes a las costas de Galicia y el Cantábrico.

Las nevadas más copiosas se podrán producir en la cordillera Cantábrica y Pirineos a partir de los 700 metros, pero la nieve también llegará a otros puntos del sistema Central, incluida la Comunidad de Madrid, Galicia, Castilla y León, La Rioja, Navarra, País Vasco y Aragón en cotas que oscilan entre los 600 y 1.000 metros.

Además, a lo largo del fin de semana se esperan lluvias muy intensas en Canarias, especialmente, en las islas más occidentales, lo que podría empeorar la situación en la isla de La Palma. También seguirán las precipitaciones en el litoral cantábrico, donde a partir del lunes, el deshielo provocado por la subida de temperaturas puede aumentar el caudal de los ríos.

El temporal de viento afectará también especialmente a las costas del Cantábrico durante todo el fin de semana, con olas de hasta 6 metros de altura, pero también se extenderá con fuerza a la zona del Mediterráneo en la jornada del domingo.

Ante la nieve, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias recomienda viajar por carretera solo si es imprescindible e ir muy atento y tener especial cuidado con las placas de hielo e informarse de la situación meteorológica, del estado de las carreteras así como extremar las precauciones, revisar el vehículo y atender a las recomendaciones de Tráfico.

Asimismo, aconseja revisar los neumáticos, anticongelante y frenos, llevar lleno el depósito de la gasolina y llevar neumáticos de invierno o cadenas. Igualmente señala que es útil llevar ropa de abrigo y un teléfono móvil con batería de recambio y/o cargador de automóvil.

En caso de quedar atrapado en la nieve, aconseja permanecer en el coche, con la calefacción puesta, renovar cada cierto tiempo el aire, y vigilar que el tubo de escape no esté obstruido para evitar que los gases penetren en el interior del vehículo.

En caso de quedar aislado y necesitar ayuda, Protección Civil aconseja no tratar de resolver la situación de manera unilateral, sino tratar de informar de este hecho y, salvo que la situación sea insostenible, se debe esperar asistencia.

Por otro lado, recomienda adoptar precauciones en las actividades de montaña y en caso de hacer excursiones informarse de la predicción meteorológica de la zona; elegir el área adecuada en función de la preparación física y del conocimiento que se tenga de la montaña.

Del mismo modo, aconseja informarse de la localización de refugios o cabañas donde resguardarse en caso de que se produzca un brusco descenso de las temperaturas y otras condiciones meteorológicas adversas así como llevar un teléfono móvil.

Adicionalmente, subraya la importancia de prestar atención y respetar las indicaciones de los carteles y otras señalizaciones sobre riesgos de la montaña y tener en cuenta que los cambios bruscos de tiempo pueden ser frecuentes en la montaña.

Por otro lado, ante las lluvias intensas, aconseja a los conductores que disminuyan la velocidad, extremen las precauciones y no se detengan en zonas por donde pueda discurrir una gran cantidad de agua.

Para quienes tengan que viajar, Protección Civil les sugiere que circulen preferentemente por carreteras principales y autopistas y en caso de tormentas súbitas y lluvias intensas, insiste en que es preciso tener en cuenta el lugar donde se aparcan los vehículos.

En ese sentido, recuerda que el rápido ascenso del nivel de las aguas puede dañar los vehículos aparcados sobre zonas inundables y, además, arrastrarlos, provocando daños a bienes ajenos e incluso obstaculizar el flujo natural de la corriente. En caso de que comience a llover de manera torrencial, incide en la importancia de pensar que existe riesgo de inundación.

Por ello, aconseja no atravesar con vehículo ni a pie los tramos inundados, porque desconoce lo que puede haber bajo el agua, de modo que aconseja localizar los puntos más altos de la zona e insiste en no tratar de salvar el automóvil en medio de una inundación.

Por último, a quien se encuentre en el campo, recomienda alejarse de ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas, así como evitar atravesar los vados inundados y dirigirse a los puntos más altos de la zona.

No obstante, el difícil pronóstico de los fenómenos tormentosos aconseja mantenerse informado en todo momento de la posible evolución de los cambios meteorológicos.

Ante el riesgo de vientos costeros, Protección Civil y Emergencias pide a los ciudadanos que procuren alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan resultar afectados por las mareas elevadas y oleajes que suelen generarse ante la intensidad de vientos fuertes.

De ese modo, recomienda evitar estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje. En estas situaciones, el mar adquiere condiciones extraordinarias y puede arrastrar a quien se encuentre en las proximidades. Por ello, recuerda que no se debe poner en riesgo la vida para captar las imágenes espectaculares del fuerte oleaje.