Quantcast

El truco para sacar brillo al acero inoxidable

El acero inoxidable sin duda alguna tiene una gran ventaja y es que por su diseño es resistente a cualquier producto al que lo expongas. Sin embargo, por ser de un determinado diseño, es necesario que lo cuides y mantengas limpio con los productos acorde.

Es un material tan duradero y fácil de limpiar que viene en muchos tipos diferentes, además de que se ve muy bien.

El acero inoxidable es la opción número uno debido a que es resistente, por lo tanto es una de las principales opciones para elegir al momento de equipar la casa, en especial la cocina. Sin embargo, eso no significa que no deba recibir cierto tipo de cuidados para su permanencia en el tiempo.

LEA TAMBIÉN: IBERDROLA PIDE A SIDENOR QUE BAJE LOS PRECIOS DEL ACERO

Todo lo que tenga que ver con utensilios de cocina, mesas de trabajo, fregaderos e incluso electrodomésticos de acero inoxidable. Todo debe recibir un correcto mantenimiento de manera que estos puedan mantenerse con el paso de los años.

Tal como lo hemos mencionado, requiere de un cuidado especial ya que si se utiliza productos que no son acordes para este tipo de superficies, lo único que hará es dañarlo. Así que toma a continuación de lo que debes hacer para cuidar este tipo de material.

Hablemos del acero inoxidable y unos puntos que debes conocer

Hablemos del acero inoxidable y unos puntos que debes conocer

El acero inoxidable de la serie 400 contiene cromo y el de la serie 300 contiene cromo y níquel para una mayor durabilidad y resistencia a la corrosión.

Sin ser demasiado técnico, agregar estos metales en porcentajes específicos al acero en sí cambia su composición hasta el nivel atómico y forma una película invisible en la superficie, que protege al metal contra la corrosión.

Debido a que esta película tiene solo una millonésima de pulgada de espesor, puede dañarse si se abusa. Tres cosas básicas pueden dañar esta capa protectora y permitir que la corrosión se arraigue:

  • Abrasión mecánica: cualquier cosa que pueda rayar la superficie del acero, incluidas lana de acero, cepillos de alambre y raspadores
  • Depósitos y agua: el agua dura que queda en la superficie dejará manchas de agua y puede romper la capa de protección, así como los depósitos de alimentos.
  • Cloruros: se encuentran en el agua, los alimentos y la sal de mesa, pero se encuentran principalmente en muchos limpiadores domésticos e industriales.

Recuerda que no todos los acero son inoxidables por ello debes estar completamente seguro que el material que compras es el que deseas. Algunos son acero pero con el paso del tiempo terminan oxidándose y creo que no quieres una cocina oxidada.

Tenga en cuenta a la hora de comprar acero

Tenga en cuenta a la hora de comprar acero

Tal como hemos mencionado, debes saber que hay material que pareciera ser acero inoxidable pero realmente no lo es. Por ello ten en cuenta al momento de comprar este tipo de material y no confundas el acero inoxidable con el acero galvanizado: el acero galvanizado es acero simple con una capa de zinc depositada en la superficie.

Si bien hay muchas “series” diferentes (diferentes composiciones) de acero inoxidable, dos de las más comunes que verás en la industria de servicios de alimentos son la serie 400 y la serie 300.

El acero inoxidable de la serie 400 contiene cromo y el de la serie 300 contiene cromo y níquel para una mayor durabilidad y resistencia a la corrosión.

¿Cómo sacar brillo al acero inoxidable?

¿Cómo sacar brillo al acero inoxidable?

Básicamente no hay ciencia alguna específica puesto que el acero es sencillo y rápido de limpiar. De hecho en todas las tiendas venden productos específicamente para hacer la limpieza o pulitura de este material.

Se recomienda limpiar a mano una superficie de acero inoxidable con una toalla de microfibra azul.

Utiliza las herramientas de limpieza adecuadas: lo mejor es utilizar paños suaves, microfibras, esponjas o estropajos de plástico. Evita el uso de raspadores, cepillos de alambre, lana de acero o cualquier otra cosa que pueda rayar la superficie.

  • Si quiere pulir hazlo con las líneas de pulido: el acero inoxidable generalmente tiene un “grano” que se puede ver corriendo en una dirección u otra. Si puedes ver las líneas, siempre es mejor fregar o limpiar en paralelo a ellas. Esto es especialmente importante si tienes que usar algo más abrasivo que un paño o un limpiador.

Recuerda usar productos adecuados

Recuerda usar productos adecuados
  • Utiliza los productos químicos de limpieza adecuados: el mejor limpiador para acero inoxidable contendrá productos químicos alcalinos, alcalinos clorados o sin cloruro.
  • Saber cómo desinfectar y limpiar el acero inoxidable: también es una buena idea desinfectar y limpiar el acero inoxidable con frecuencia, utilizando productos químicos con la concentración requerida.

Simplemente elimina cualquier partícula grande de comida de la superficie que se va a desinfectar mediante el lavado previo, el raspado previo o el remojo previo. Enjuaga estas áreas a fondo con agua y luego rocíe el químico sobre la superficie afectada. Humedece el área durante varios minutos y déjela escurrir y secar al aire. No enjuagues ni limpies el desinfectante de la superficie limpia.

Productos que pueden ayudarte

Productos que pueden ayudarte

Entre los productos que pueden ayudarte en el proceso de pulido y limpieza del acero inoxidable, se encuentran:

  • Polvo todo uso: Aplica una pasta o polvo de limpieza, como el polvo de limpieza para todo uso, con un paño suave o una toalla de microfibra en el área afectada. Humedece un área separada de la toalla y elimina cualquier exceso de pasta o polvo.
  • Pulidor: Asegúrate de utilizar con frecuencia un pulidor seguro para acero inoxidable, para ayudar a eliminar cualquier elemento corrosivo del acero inoxidable y permitir que se restaure la capa pasiva.
  • Vinagre blanco: Un buen método de desinfección y limpieza lo tienes con vinagre blanco destilado y agua. El acero inoxidable no es una excepción. El vinagre ayuda a eliminar la grasa residual que quede de las yemas de los dedos o de la cocción en la superficie. Ponlo en una botella con atomizador y límpialo.