Quantcast

Qué es y para qué sirve dopamina

La felicidad es una de las aspectos más buscamos por las personas en sus vidas, contar con ese estado de felicidad dependerá de un conjunto de factores, que sin lugar a dudas las hormonas se juegan un papel muy importante. Y es allí donde entra a formar parte de esta situación la dopamina, la cual tiene la responsabilidad del placer y de la motivación.

Por ello a continuación en el siguiente artículo explicaremos qué es, para que sirve y cómo afecta al organismo, así que te invitamos a que sigas leyendo y conozcas que tan importante es la dopamina para a felicidad de las personas.

¿Qué es la dopamina?

¿Qué es la dopamina?

La dopamina es una sustancia que produce el propio cuerpo y se conoce como las hormonas de la felicidad, es un neurotransmisor liberado por el hipotálamo, el cual logra influir de manera directa sobre el comportamiento, la actividad motora y la motivación. Esta también tiene la capacidad de regular el humor, el placer, la atención y el aprendizaje en las personas.

¿Para qué sirve la dopamina?

La dopamina sirve al organismo en lo que respecta a los siguientes aspectos:

  • Determina cómo es la persona: es la mayor responsable de determinar cómo es cada persona, si es más introvertida o extrovertida, más segura o insegura. Tras una investigación de la Clínica Universitaria Charité, en Alemania, concluyo que la cantidad de esta hormona indica si la persona es tranquila, con autoconfianza, o si es estresado y poco valiente.
  • Incide en el nivel de satisfacción: un estudio determinó que a mayor estatus social en la persona, mayor es la cantidad de dopamina en su cerebro. pues se sentirían más satisfechas y con objetivos distintos a quienes son pesimista.
  • Influye en la creatividad: a menor nivel de esta hormona en el tálamo, las personas son de mente creativa.
  • Asociación con el placer y la motivación: suministra los sentimientos de refuerzo que son lo que motivan a una persona a realizar actividades en particular.
  • Sobrepeso y obesidad: las personas no sienten el mismo placer cuando consumen una apetitosa comida, quienes tienden a tener sobrepeso y obesidad cuentan con un menor nivel de receptores de dopamina en su sistema nervioso y por lo tanto necesitan ingerir más cantidad para sentirse satisfecho.
  • Gustan de las emociones fuertes: las personas con niveles de dopamina les encanta los deportes de riesgos y las emociones fuertes. Esto lo comprobó una investigación de la Universidad de British Columbia en el año 2014, que arrojo que mientras más dopamina en algunas regiones cerebrales permite que sean demasiado optimistas y asuman riesgos altos.

¿Cuándo fue descubierta la dopamina?

En el año de 1910 George Barger y James Ewens de los Laboratorios Wellcome, sintetizan de manera artificial por primera vez la dopamina, en Londres, Inglaterra. Se le llamo así, porque es una monoamina, y se origina de manera sintética por la 3,4-dihidroxifenilalanina (L-Dopa).

Arvid Carlsson y Nils-Åke Hillarp, para el año de 1952, del Laboratorio de Farmacología Química del Instituto Nacional del Corazón en Suecia, manifestaron el papel de importancia como neurotransmisor. Esto junto con otros logros le valieron a Carlsson el Premio Nobel en Fisiología o Medicina, en el año 2000.

¿Cuál es la anatomía de la dopamina?

El sistema neurotransmisor esta formado por las neuronas dopaminérgicas, las cuales tienen su origen en la parte de la sustancia negra compacta, llamada el área tegmental ventral (VTA) y el hipotálamo. Sus axones son proyectados por medio de distintas áreas del cerebro, por las vías principales siguientes:

  • Mesocortical.
  • Mesolímbica.
  • Nigroestriatal.
  • Tuberoinfundibular.

Este sistema dopaminérgico es causante de muchos efectos activado por esta inervación, como: la vía mesolímbica conecta el VTA y el núcleo accumbens, ambos son centrales en el sistema de recompensa del cerebro.

¿Qué sucede con la dopamina y los medicamentos?

Ante la presencia de Parkinson hay demostraciones de que este destruye ciertos receptores de las neuronas dopaminérgicas, y son las que controlan los movimientos en el cuerpo. Por ello se notan los temblores de la enfermedad de Parkinson que tanto lo caracteriza, y por ello hay medicinas que tienen como base la dopamina y se usan para disminuirlos.

Pero también es cierto que el exceso de dopamina en algunas áreas del cerebro, pueden conllevar a síntomas muy relacionados con la esquizofrenia. Para estas situaciones los medicamentos que inhiben la dopamina se unen a sus receptores.

¿Cuál es la función de la dopamina?

Algunas neuronas ubicadas en la sinapsis, emiten la dopamina en el espacio ubicado en medio de las propias neuronas, estas se unen a los receptores de las otras neuronas y, así, permiten la trasmisión de información de una neurona a otra de ellas. De acuerdo al tipo de receptor, la dopamina causara un efecto muy distinto, si este es a nivel de la receptora o emisora, la cual es la que le recibe o no.

Resulta muy importante la dopamina para la atención, así como también para el corazón y los riñones, e incluso puede inhibir la síntesis de la prolactina y, en consecuencia, paralizar la producción de leche materna.

¿Qué relación tiene la enfermedad de Parkinson con la dopamina?

¿Qué relación tiene la enfermedad de Parkinson con la dopamina?

La dopamina está muy asociada con la enfermedad de Parkinson, debido a las alteraciones en sus propios niveles, ya que esta permite el control de los movimientos musculares. Y cuando se presenta esta enfermedad es porque se puede producir una pérdida de las neuronas que dan origen a la dopamina.

Con unos niveles disminuidos de dopamina, se generan la anomalía en la actividad del cerebro y por ello se presentan los síntomas de afección de Parkinson, que son los siguientes:

  • Temblores.
  • Movimientos lentos.
  • Alteraciones entre el equilibrio y la postura.
  • Cambios en la escritura.
  • Cambios en el habla.
  • Rigidez en los músculos.
  • Pérdida en los movimientos automáticos.

Se siguen realizando investigaciones sobre el funcionamiento de los neurotransmisores, entre ellos, sin lugar a dudas de su importancia, la dopamina, para comprobar muchas otros aspectos que ante su disminución influye en gran manera.