Quantcast

El exdirector del ICAA Fernando Lara ingresa en la Academia de Bellas Artes

El exdirector general del Instituto de Cinematografía y de las Artes Visuales (ICAA) y periodista Fernando Lara, quien ingresará este domingo 27 de noviembre en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, ha defendido que la actual Ley del Cine «no se ha quedado obsoleta», a pesar de «necesitar reformas».

Lara estuvo al frente del ICAA durante el periodo en el que se elaboró la actual Ley del Cine (2007), que pretende ser renovada por el Ministerio de Cultura y Deporte –Iceta avanzó que podría estar lista para finales de 2022–. «No creo que se haya quedado obsoleta, pero 15 años es mucho tiempo para una ley en vigor sin cambios», ha señalado en una entrevista el crítico cinematográfico.

«Esa ley del cine tiene todavía muchos aspectos que desarrollar que no se han podido llevar a cabo por mis sucesores porque entró la crisis económica del 2008 –se preveían ayudas al cine español de 100 millones de euros que nunca llegó a tener, ni siquiera ahora–. Pero con desarrollar algunos aspectos, eso sería suficiente para tener una ley adecuada al cine español», ha asegurado.

En cualquier caso, Lara ha lamentado que la cultura «siempre» haya sido para los Gobiernos españoles «el último reducto para unos y otros». «Nunca ha sido una prioridad, contrariamente a lo que ocurre en otros países como en Francia, donde la cultura es un asunto de Estado», ha indicado Lara, quien además no ve con buenos ojos que hayan pasado cuatro ministros de Cultura en tres años.

«Eso no es bueno, porque no da tiempo a que un ministro desarrolle su labor en profundidad. Es verdad que responde más a combinaciones de partido e intereses dentro de cada formación, pero la única forma de consolidar el sector es con una política adecuada, que depende no solo del Ministerio, sino de todo el Gobierno», ha indicado.

NO A SUPRIMIR EL GÉNERO EN LOS PREMIOS

Lara fue elegido académico de número por la sección de Nuevas Artes de la Imagen en febrero del año pasado y su candidatura fue presentada por el compositor Tomás Marco y los cineastas Manuel Gutiérrez Aragón y Josefina Molina. En su acto de ingreso leerá el discurso ‘El fuego sagrado, un itinerario personal’, del que no ha adelantado más que «tratará de reflejar un cierto espíritu generacional y un elogio de la crítica de cine».

El nuevo académico asumió en el año 1984 la dirección de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), certamen del que estuvo al frente muchos años. Preguntado al respecto de la decisión de algunos festivales como el de San Sebastián de suprimir el género en determinadas categorías de premios, no se ha mostrado partidario.

«No comulgo con esa idea porque no creo que sea ninguna discriminación el que haya un premio para actores y otro para actrices, al contrario. En estos momentos todavía hay muchos más papeles importantes para hombres y si quitas esta distinción de género en los premios, solo perderán las actrices», ha lamentado.

LAS CUOTAS CONTRA «LA INJUSTICIA HISTÓRICA»

Lara sí se muestra partidario de una «política de cuotas» en el sector del cine, pero «de una manera inteligente, como la que se está llevando hasta ahora». «Se arranca de una situación injusta sin presencia de cineastas mujeres, aunque haya profesiones muy femeninas como maquillaje y montaje, pero no la dirección. Si hay cuotas es para evitar esta injusticia histórica, son necesarias y ojalá en el futuro no lo sean», ha apuntado.

Lara no cree que las salas de cine estén «heridas de muertes», aunque sí apunta a «un estado de salud dubitativo». «No ha terminado de desaparecer lo antiguo, pero todavía no se sabe muy bien qué va a ser lo nuevo. Habrá que ver si el público vuelve a las salas en la misma cantidad que 2019, que fue un año espléndido, pero lo que está claro es que tendrán que adaptarse», ha concluido.