Quantcast

Qué es y para qué sirve la creatina

¿Alguna vez escuchaste el término creatina? Pues déjanos decirte que este término, es muy común de conocer entre los deportistas, y hoy te explicaremos en el siguiente artículo de que trata la misma y para qué sirve la misma, te resultará increíble de cuanto beneficia la presencia de esta en la realización de prácticas deportivas, continúa leyendo y conoce lo estupenda es.

¿Qué es la creatina?

¿Qué es la creatina?

La creatina es un ácido orgánico nitrogenado localizado en los músculos y células nerviosas de algunos organismos, se deriva de los aminoácidos. La cual se logra sintetizar de manera natural en los órganos como: el hígado, el páncreas y en los riñones, partiendo de la arginina, la glicina y la metionina, tras un gramo de la misma al día.

Además la creatina es un vector directo que transporta ATP y provee de energía a las miofibrillas, esta se localiza en los alimentos provenientes de los animales, especialmente las carnes y los pescados, pero también el organismo la produce y ayuda en la resistencia aeróbica.

¿Cuándo fue descubierta la creatina?

La creatina fue descubierta por el francés Michel Eugène Chevreul, el cual era químico en el año 1832, ya que encontró, un componente del sistema músculo esquelético y al cual decidió kreas, que significa carne en griego kreas. Una vez que la mismas es sintetizada, es captada por el tejido muscular, el cual la almacena en el mismo en un 95%; la persona necesita cerca de 30 mg por cada kg de peso corporal al día.

El cuerpo necesita diariamente de creatina unos 2 gramos, los cuales se logran de los alimentos (50%) y el resto por medio de la síntesis endógena. Aunque esto puede variar dependiendo de la masa muscular y la fuerza del ejercicio llevado a cabo, pero te va a ayudar a quitar las agujetas.

¿Para qué sirve la cretina?

La creatina ayuda a satisfacer las necesidades de energía del mecanismo anaeróbico aláctico, el cual se activa al iniciar un esfuerzo muscular muy intenso. Con esta nos e usa el oxígeno y menos hay producción de ácido láctico, es esencial en la resíntesis de adenosin trifosfato (ATP), la cual provee de energía a las células y todo ello por la reacción catalizada de la creatina quinasa, haciendo disponible la energía.

Iniciando la formación de ATP, convirtiéndose en el cuerpo en fosfocreatina, la fuente más rápida de regenerarse la ATP; la cual se convierte en adenosindifosfato (ADP), y soltando un radical fosfórico que aporta energía. Si se agrega un átomo de fósforo al ADP, se posibilita la sintonización de ATP, aportando energía de nuevo a las células.

Una vez finalizado este proceso, parte de la creatina se vuelve fosfocreatina y el resto es desecho por la orina y sangre, llamada creatinina.

¿Cuál es el uso deportivo de la creatina?

Los deportistas han facilitado el incremento del suplemento de la creatina, pues la misma mejora e incluso incrementa su capacidad de realización de ejercicio de mucho esfuerzo, además de que facilitara la pronta recuperación en periodos cortos. Todo esto le permite a los mismos mejorar los entrenamientos, cabe resaltar que todo dependerá de la actividad deportiva.  

La creatina es ideal para velocistas o culturistas, ya que ellos entrenan en periodos cortos e intensos, pero también es recomendable para los basquetbolistas y futbolistas, estos también se esfuerzan de manera intensa y requieren recuperarse de manera rápida de la fatiga. Este suplemento ayuda en la recuperación muscular, la capacidad anaeróbica, el volumen de masa muscular. ​

Necesariamente todos los deportistas requieren creatina, pues es ideal para los deportes anaeróbicos cortos e intensos, así como los que producen desgaste físico y rápida recuperación. Sin embargo para los aeróbicos puede que no sea necesario pero si es cierto que beneficia al  aumento del límite de lactato y la recuperación rápida; pero nada necesario.

La creatina necesita del agua para almacenarse, por ello, al aumentar la cantidad de la misma, se aumenta la difusión de agua al músculo, pero hay estudios que revelan que el 20% de los casos, quienes la toman apenas aumentan las reservas, y puede ser por las pocas fibras de contracción inmediata que son las encargadas de absorber este aminoácido.  

Usar este suplemento es algo natural y para nada tiene que ver con los esteroides u otros químicos, ya que hasta el organismo la produce, sin embargo, pero beneficia, ya que se gana fuerza y músculo.

¿Cuánta creatina se debe tomar?

En la actualidad, las pautas establecidas para su uso en los deportes está referida a la dosis de creatina recomendada de unos 3 a 5 g por día, o de acuerdo al sistema de carga y mantenimiento de 20 g por día, en intervalos de 2 a 5 días, en fracciones de 4 dosis de 5 g, y posterior período de mantenimiento de 2g por día en 4 semanas.

El consumir creatina regularmente, sin tener en consideración los tiempos de carga y mantenimiento es considerado con mayor garantía e igual nivel de efectividad en los periodos largos. Todo para optimizar la capacidad anaeróbica de alta intensidad, y con mínimos riesgos de efectos secundarios.

A parte de esto, la producción endógena de creatina y la capacidad muscular de almacenar disminuye durante el uso de estos suplementos por tal razón se recomienda hacer alternadamente, períodos de ingesta con periodos de no consumo por lo menos 4 a 6 semanas y así recuperarse de manera normal.

¿Cuáles son los efectos secundarios de los suplementos de cretina?

Para el consumo de suplementos de creatina se debe ir al médico y asegurarse de que no exista ninguna contraindicación para su salud, pero el uso excesivo o prolongado puede causar:

  • Deshidratación y retención de agua.
  • Presión arterial alterada.
  • Calambres musculares.
  • Trastornos gastrointestinales: vómito y diarrea en algunas personas.

¿Quiénes no deben consumir el suplemento de creatina?

¿Quiénes no deben consumir el suplemento de creatina?

La ingesta del suplemento de creatina debe evitarse en los niños, en caso de que las personas presenten enfermedades hepáticas así como renales, durante el embarazo y el periodo de la lactancia. Recordemos que es muy usado por los deportistas anaeróbicos de corta ejecución e intensidad elevada.