Quantcast

Los fanáticos del anime crecen cada año en España

Nunca antes la cultura japonesa había tenido tanta influencia en Occidente como en la actualidad. Cada vez son más las obras audiovisuales animadas que llegan a España, subtituladas o dobladas al español, en plataformas como Netflix y HBO. Ocurre lo mismo con los cómics japoneses o mangas, que desaparecen de las estanterías de las tiendas en las que se venden en cuestión de días, y que han quitado protagonismo a los cómics yanquis.

Este fenómeno se debe, principalmente, a que los productos culturales que llegan son de primer nivel, y se traduce en que las ferias y salones de anime y manga se han llenado todas tras el final de la pandemia. Esta industria no solo crece en ventas, también aumentan por miles los aficionados que dejan atrás los prejuicios y se interesan por el mundo que les ofrecen tiendas como Kokohai.

¿Qué es Kokohai?

Kokohai es una tienda que se dedica a la venta de sudaderas, camisetas, colgantes y otro tipo de merchandising de sus personajes favoritos. Así, destacan también las figuras de One PieceNarutoBerserk y otras sagas tremendamente famosas tanto en Japón como en el resto del mundo. Estas figuras, al igual que las prendas de ropa y los accesorios, son regalos muy buenos para hacer en Navidad a los otakus, es decir, los fanáticos de esta cultura.

Casi todo el mundo conoce PokémonShin ChanNarutoDragon Ball o One Piece, que son las franquicias culturales japonesas más importantes y longevas, y casi hemos olvidado su procedencia. No obstante, no paran de llegar otros éxitos en ventas como es el caso de Tokyo Revengers, un manga publicado en España por Norma Editorial que se sitúa entre las publicaciones escritas más vendidas en España.

El éxito del audiovisual japonés

Poco a poco, las grandes productoras se están dando cuenta del tirón de la animación japonesa. Películas como Your name o A silent voice han sido muy exitosas en la cartelera reciente, y series animadas como Cowboy Bebop están siendo rehechas con actores de carne y hueso para llegar a otros públicos. Además, encontramos paralelismos con otras producciones asiáticas como El juego del calamar, una serie surcoreana que ha sido lo más visto en Netflix durante semanas.

Una cultura para todos los públicos

Aunque parezca lo contrario, el crecimiento a pasos agigantados de la cultura japonesa en España no se limita solo a la gente joven. De hecho, muchas de las obras que se importan están pensadas para adultos y tratan temas que alguien muy joven no sabría apreciar. Debemos pensar en esta revolución como la que vivimos con los cómics norteamericanos hace unas décadas. Empezaron siendo consumidos por un nicho y acabaron en un gran número de hogares.

En resumen, podemos decir que la cultura japonesa está teniendo un tirón tanto en España como en el resto de Europa con el que debemos disfrutar y al que debemos adaptarnos si no queremos perdernos las joyas que llegan de allí cada año, usando tiendas como Kokohai para integrarnos mejor en el mundo otaku.