Quantcast

Calefacción eléctrica o de gas natural

Disponer de un sistema de calefacción cuando las temperaturas bajan es una gran ventaja pues permite disfrutar en casa o en la oficina de un entorno agradable, evitando tener que abrigarse en exceso y perder comodidad y confort.

Los distintos sistemas de calefacción existentes como los que utilizan energía eléctrica o gas natural cuentan con distintas características y prestaciones, por lo que es necesario conocer sus diferencias para poder tomar una buena decisión a la hora de apostar por uno. En el entorno actual, donde la sostenibilidad y el cuidado del medioambiente son cada vez más importantes, es necesario apostar por una calefacción verde, utilizando energía solar con baterias para placas solares, por ejemplo.

Calefacción eléctrica o de gas natural, ¿cuál elegir?

A continuación ofrecemos las principales ventajas de la calefacción eléctrica y la calefacción de gas natural para que puedas elegir la que mejor se adapte a tus necesidades.

Cuáles son las ventajas de la calefacción eléctrica

Una de las formas habituales de calentar una casa o estancia es utilizando calefacción eléctrica. Todas las viviendas cuentan con una instalación eléctrica por lo que este tipo de calefacción es la más utilizada.

Los principales beneficios que se obtienen al utilizar una calefacción eléctrica son:

  • Comodidad. Al disponer de la red eléctrica se garantiza un suministro continuado de energía que permite utilizar la calefacción cuando se considere oportuno.
  • Energía limpia. Con la instalación de un sistema fotovoltaico que aproveche la luz del sol para convertirla en energía, la calefacción eléctrica se convierte en una alternativa no contaminante ideal para cuidar el medioambiente.
  • Ahorro económico. El precio de la electricidad es normalmente más bajo que otras alternativas, lo que permite ahorrar a la hora de calentar el hogar. Si además, se utiliza energía solar, el coste de utilizar la calefacción desciende de forma notable.
  • Fácil de instalar. Solo es necesario conectar los dispositivos de calefacción o radiadores a la toma eléctrica para utilizar este tipo de calefacción.

Cuáles son los beneficios de la calefacción de gas natural

La calefacción por gas natural es una de las alternativas existentes en el mercado a la hora de regular la temperatura del hogar. Es una gran alternativa debido al bajo coste del gas natural, pero tiene el inconveniente de la instalación, pues es necesario disponer de calderas y radiadores de agua instalados en la vivienda.

Las principales ventajas que ofrece la calefacción de gas natural son:

  • Precio más económico. El precio del gas natural es más bajo que el de la electricidad (salvo que se utilicen placas solares para generar electricidad), por lo que el precio por utilizar la calefacción será menor.
  • Energía limpia. El gas natural es poco contaminante, incluso a la hora de extraerlo y manipularlo, por lo que se podrá calentar el hogar y cuidar el medioambiente al mismo tiempo.
  • Confort. Debido a su bajo coste es posible utilizar este tipo de calefacción durante más tiempo, consiguiendo así un alto grado de confort y una mejor calidad de vida.

Al ahora de seleccionar entre un sistema de calefacción utilizando energía eléctrica o energía de gas natural, es conveniente conocer las ventajas que ofrecen cada una de estas dos alternativas.

Los requisitos necesarios para instalar un sistema de calefacción de gas natural hacen que la mejor alternativa sea apostar por la calefacción eléctrica, utilizando energía solar para suministrarles la energía eléctrica necesaria.