Quantcast

La mujer que murió con sus 2 hijos en el incendio se encontraba «bajo tratamiento psiquiátrico»

La mujer que falleció el pasado miércoles en el incendio de una habitación de su vivienda en la que se encontraba junto con sus hijos de unos 5 y 10 años de edad en el barrio de El Alquián, en Almería, estaba «bajo tratamiento psiquiátrico», según ha indicado el subdelegado de Gobierno en Almería, Manuel de la Fuente, en base a los datos que han aportado sus familiares.

«La hipótesis del suicidio de la madre es la que más fuerza toma por parte de la Policía», ha manifestado el subdelegado en relación a los hechos que, en caso de confirmarse, implicarían el crimen de los dos menores de edad por parte de la mujer, quien «parece que tenía un trastorno psicológico».

En esta línea, fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) han confirmado que el Juzgado de Instrucción número 5 de Almería, encargado de las primeras averiguaciones, ha librado un oficio para solicitar al Servicio Andaluz de Salud (SAS) el historial clínico de la mujer y poder confirmar qué patologías padecía y si estaba sujeta a algún tipo de medicación o tratamiento.

En este sentido, el juez instructor aún se encuentra pendiente del atestado policial así como los informes de carácter forense que se han practicado, entre otros aspectos, para comprobar si existen restos de medicamentos en los cuerpos de la víctimas del incendio.

«En este momento se siguen haciendo los análisis toxicológicos, que tardan en dar resultados, para ver si puede haber algún otro elemento que digamos concurrieran en el desenlace fatal también ya conocido», ha corroborado el subdelegado de Gobierno.

De la Fuente ha vuelto a lamentar el «dramático» suceso «por las circunstancias que lo han acompañado» y se ha puesto a disposición tanto de los familiares como de la comunidad nigeriana, que se ha visto «afectada y traumatizada», para «ayudar en lo necesario». «Le traslado nuestras condolencias y un abrazo fuerte», ha dicho el subdelegado.

Además de la autopsia, la investigación policial también se encamina a afianzar otros aspectos «importantes» como las circunstancias en las que se produce el fuego y el «posicionamiento de los muebles» en el interior de la habitación así como su «posible obstrucción» a la puerta de acceso.

La Policía Nacional abrió en un primer momento dos líneas de investigación con el fin de esclarecer la posible participación de una cuarta persona en los hechos o si, por el contrario, el fuego había sido ocasionado desde el interior de la habitación en la se encontraron los cuerpos calcinados.

Los agentes acudieron el martes a la vivienda ubicada en el número 28 de la calle Euro de la capital almeriense donde permanecieron varias horas para recopilar vestigios y pruebas que permitiesen aclarar las circunstancias del suceso que se produjo mientras que la pareja de la mujer y padre de los niños se encontraba fuera del domicilio por motivos de trabajo.

Según los primeros datos de la investigación, una «cama» apoyada contra la puerta de la habitación en la que se encontraron los cuerpos habría «bloqueado» el acceso a la misma desde el exterior, por lo que los bomberos tuvieron que «violentarla» y «echarla abajo» al hallarse «bloqueada» por «detrás de ella por dentro».

Las pesquisas destacaron, asimismo, la «especial virulencia» del fuego, que ocasionó afección casi exclusivamente a la habitación en la que se hallaban la mujer y sus dos hijos menores, no «usual», por lo que se está investigando si se debe a la presencia de materiales inflamables sin más en el cuarto o si se pudo utilizar «algún tipo de acelerante».

Fue una «llamada ciudadana» la que, sobre las 0,10 horas de este miércoles, alertó de la presencia de humo y llamas en la habitación ubicada en el ático ubicado del inmueble, lo que movilizó hasta la zona tres vehículos y 12 efectivos de los Bomberos de Almería.

En el lugar intervinieron los recursos sanitarios de la Junta, Bomberos de Almería y Policía Local y Nacional, que ha activado el protocolo judicial para esclarecer las causas del suceso. El Juzgado de Instrucción número 5 de Almería en funciones de guardia se ha hecho cargo de la investigación.