Quantcast

Feijóo llama a la unidad y a hacer el partido «más ancho de España»

El líder del PP gallego y presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha aprovechado su intervención este viernes en el congreso del PP andaluz para hacer un llamamiento a la unidad interna en su partido, convencido de que «la unión es la llave que abre los gobiernos». También ha apelado a conseguir «el partido más ancho de España».

Así lo ha trasladado tras el saludo del andaluz Juanma Moreno en el marco de una ‘mesa’ de presidentes autonómicos muy similar a la que, pocos meses atrás, convocó el PP gallego en el cónclave en el que él mismo fue reelegido líder de la formación.

Moreno ha reconocido que Feijóo es «la envidia» del resto de sus compañeros por sus cuatro mayorías absolutas consecutivas, «construir un partido de bases anchas» y lograr ser «dique de contención del nacionalismo».

También ha tenido palabras de recuerdo para Manuel Fraga, y ha destacado que Galicia también es la tierra de origen de «dirigentes muy importantes» para el partido como el expresidente Mariano Rajoy, antes de que Feijóo le tomase la palabra para celebrar que se haya «consolidado» el formato de debate de presidentes autonómicos en los cónclaves populares.

«Acredita que el PP está unido y sabe muy bien que ningún gobierno puede vencer cuando lo que está haciendo es dividir. La unión es la llave que abre los gobiernos», ha esgrimido Feijóo, antes de incidir en que el deber de los presidentes autonómicos es «defender los intereses legítimos» de sus ciudadanos y «hacerlo dentro de la nación».

«La política no es dividir, no es permanecer en el poder y no es ser un profesional (de la política). Es capacidad de gestión», ha esgrimido Feijóo, quien ha ensalzado el modelo del PP y la cultura del esfuerzo en todos los planos.

CRECIMIENTO ECONÓMICO Y GESTIÓN RESPONSABLE

Así, Feijóo ha defendido el modelo de su partido, centrado en el crecimiento económico, la gestión responsable y la defensa de los servicios públicos.

En su intervención, ha incidido en que su formación aboga por tomar decisiones que fomenten la actividad económica –bajos impuestos, una legislación laboral que ayude a la creación de empleo y políticas que capten inversión–, mientras el Gobierno central «apuesta por hachazos fiscales, contrarreformas laborales y cargar de mochilas a trabajadores y emprendedores».

Tras contraponer la «gestión responsable» de las cuentas públicas que caracteriza al PP con el «déficit desbocado» al que el Ejecutivo del país «ha fiado todo su Plan de legislatura», ha censurado que «no hay servicios públicos sin una política económica seria que los respalde».

Sobre esto, ha vuelto a poner el foco en que «el Gobierno condene a un retroceso» al sistema educativo con medidas como la que permite pasar de curso sin límite de suspensos. «No es lo mismo esforzarse que no esforzarse», ha dicho.

El presidente también ha manifestado que España merece «un Gobierno mucho mejor que el que tiene, uno que piense en cómo crear empleo, que dedique más tiempo a superar la crisis energética, la crisis industrial y a bajar el precio de la luz», convencido de que los socialistas comparten esta percepción.

«SIEMPRE» APOYARÁ A MORENO

Finalmente, el líder del PPdeG ha resaltado en su discurso que los últimos años han enseñado que Andalucía no es «propiedad de ningún partido», sino que es «dueña de su propio destino».

En este sentido, ha puesto en valor la labor del candidato a la presidencia del PP andaluz, quien junto a su equipo, «ha logrado poner la Junta al servicio de la Comunidad y no a Andalucía al servicio de la Junta»; al tiempo que ha remarcado que apoya y «siempre» lo hará a Moreno.