Quantcast

La XXI Campaña de Animación a la Lectura María Moliner premia a 370 bibliotecas

El Ministerio de Cultura y Deporte ha concedido los premios de la XXI Campaña de Animación a la Lectura María Moliner a los 370 mejores proyectos de animación a la lectura, destinando en total 825.288 euros para la adquisición de fondo bibliográfico, principalmente.

Organizada en colaboración con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), la campaña reconoce aquellas acciones dirigidas a todos los vecinos, especialmente a colectivos con dificultades para el acceso a la lectura, en cualquiera de las lenguas oficiales de la comunidad autónoma respectiva y realizados por bibliotecas públicas de municipios con menos de 50.000 habitantes.

En la edición de este año, se han presentado proyectos por parte de 538 municipios. De las 370 bibliotecas de los municipios seleccionados, los diez mejores proyectos recibirán un premio de 10.000 euros y el resto, 2.014,69 euros.

En total, el Ministerio de Cultura y deporte destina 825.288,40 euros. Esta cuantía se destinará principalmente a la compra de libros y/o publicaciones periódicas para las bibliotecas públicas.

Las bibliotecas públicas de Villanúa (Huesca), Chapinería (Madrid), Caudete (Albacete), O Grove (Pontevedra), Torreperogil (Jaén), Piornal (Cáceres), Tabernas (Almería), Santa Cruz de Bezana (Cantabria), La Vall d’Uixó (Castellón) y Tortosa (Tarragona) han sido las diez premiadas por sus programas de promoción de la lectura.

La campaña de este año cobra especial relevancia, ya que se cumplen 40 años del fallecimiento de María Moliner. Por ello, se ha tenido en cuenta el recuerdo de esta bibliotecaria y filóloga valorando especialmente los proyectos desarrollados en torno a su figura y a su obra.

Además, se ha considerado la claridad e interés del proyecto, la buena planificación y viabilidad, la originalidad e innovación y las actividades de integración social, con una especial atención a los municipios de menos de 5.000 habitantes.

Este programa tiene una gran importancia estratégica en el acceso al libro y la lectura, ya que aproximadamente la mitad de la población española reside en municipios de menos de 50.000 habitantes. El objetivo de la campaña es, siguiendo el ideal de la propia María Moliner, que cualquier lector en cualquier lugar pueda conseguir el libro que le interese.