Quantcast

Los rectores se niegan a pronunciarse sobre la LOSU hasta que no haya un texto más concluyente

El presidente de Crue Universidades Españolas y rector de la Universidad de Córdoba (UCO), José Carlos Gómez Villamandos, ha manifestado, en nombre de los rectores del Sistema Universitario Español, su negativa a emitir en el Consejo de Universidades de este jueves, presidida por el ministro Manuel Castells, el informe sobre el Anteproyecto de la Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU), en consulta pública.

Tal y como ha señalado Villamandos, los rectores no van a emitir dicho informe sin tener sobre la mesa un «documento definitivo». Por eso, ha planteado que la elaboración del informe preceptivo se posponga a la siguiente sesión del órgano consultivo, en la que se espera disponer de un texto concluyente, pues el anteproyecto ha sufrido varias modificaciones sustanciales desde que fue aprobado por el Consejo de Ministros en primer lectura en agosto, sobre todo en lo que se refiere al capítulo de gobernanza.

El presidente de Crue ha sido el único rector que ha hecho uso del turno de palabra en la reunión del Consejo, en la que figuraba como único punto del orden del día el «debate e informe del Anteproyecto de la LOSU».

Durante su intervención, Villamandos ha agradecido a Castells la convocatoria del Consejo, pero le ha mostrado la «frustración» de los rectores ante un texto supuestamente reformador que esperaban con «optimismo e ilusión» y que ahora ven que «no es lo suficientemente innovador para el nivel de transformación socioeconómica que requiere España».

Villamandos ha asegurado que «la necesidad de mayor autonomía y mayor financiación para internacionalizar, modernizar y hacer más competitivas a las universidades no ha sido abordada con decisión» en el anteproyecto, y que si realmente se quiere que las universidades españolas empiecen a colocarse entre las 100 mejores del mundo, es imprescindible dotarlas de una financiación específica –con un plan de incremento de gasto público específico para la educación universitaria– y acorde con los resultados que se exigen. «Lo contrario sería injusto y absurdo», ha manifestado.

El también rector de la Universidad de Córdoba ha criticado la «excesiva reglamentación», obviando a su juicio, la realidad de un sistema universitario muy heterogéneo en el que las universidades necesitan flexibilidad para adaptarse, y que se hayan «quedado atrás» las reformas dirigidas a hacer más eficiente el gobierno de las universidades.

También ha denunciado que el anteproyecto no genere unidad «sino todo lo contrario», porque hace una «distinción innecesaria, llegando a obviar sentencias del Tribunal Constitucional sobre los derechos y deberes de todo el estudiantado». Y ha lamentado, también, que se haya roto la trayectoria de consenso en las negociaciones previas de los reales decretos y leyes desarrolladas durante estos meses.

Llegado a este punto, el presidente de Crue ha pedido al ministro que «no tenga prisa», porque no se trata de «tener una ley a toda costa», sino de consensuar una «buena ley que acerque a las universidades españolas a Europa y las haga más competitivas y eficientes». Villamandos ha recordado a Castells que desde Crue se elaboró la estrategia ‘Universidad 2030’ en la que se identificaban los retos y objetivos del Sistema Universitario Español, y el camino y las herramientas necesarias para superarlos, documento del que se ha hecho «caso omiso».

El presidente de Crue ha terminado su intervención pidiendo a Castells que la LOSU se redacte «desde la base de la confianza», porque la Universidad necesita un marco flexible que le permita adaptarse a las demandas de la sociedad y una financiación suficiente, duradera y estable para mantener políticas de igualdad de oportunidades en todo el territorio español.