Quantcast

La recaudación por impuestos ambientales bajó un 10,3% en 2020

La recaudación por impuestos ambientales en España llegó a 19.750 millones de euros en 2020, lo que supone un descenso del 10,3% respecto al año anterior. Así, la fiscalidad ambiental representó el 7,7% del total de impuestos de la economía española frente al 7,9% de 2019, según las Cuentas ambientales del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las cuentas ambientales reflejan que en 2020 los hogares pagaron el 47,2% de los impuestos ambientales; 5,7 puntos menos que el año anterior.

De acuerdo con la clasificación del sistema de cuentas ambientales, los impuestos sobre los productos, ya excluido el IVA y los impuestos sobre las importaciones, alcanzaron un total de 15.443 millones de euros, un 13,5% menos que el año anterior.

Por otro lado, otros impuestos sobre la producción alcanzaron los 2.574 millones, un 8,5% más que en 2019 y los otros impuestos corrientes ambientales se situaron en 1.733 millones, un 3,8%.

Los impuestos de naturaleza ambiental supusieron el 44,7% del total de impuestos sobre los productos, excluidos el IVA y los impuestos sobre las importaciones. Por su parte, los otros impuestos corrientes con finalidad ambiental supusieron el 40,2% del total y los Impuestos sobre la producción ambientales, el 12,1%.

En concreto, el INE refleja tres categorías de impuestos ambientales: sobre la energía, que en 2020 representaron el 82% del total; sobre el transporte, el 13,3%, y los impuestos sobre la contaminación y los recursos, el 4,7%.

El descenso anual se reparte en un 10,4% para la categoría de energía respecto a 2019; en el transporte, hubo un 11,4% menos y los impuestos sobre contaminación y recursos bajaron un 4,6% respecto al año anterior.

Por otro lado, dentro de los impuestos sobre productos, los Impuestos sobre la energía alcanzaron los 14.928 millones de euros, un 12,5% menos que en el año anterior.

En cuanto a las ramas de actividad y los hogares, estos pagaron el 47,2% del total de impuestos ambientales en 2020. Por tipo de impuesto, los hogares pagaron el 77% de los impuestos sobre el transporte y el 45 % de los impuestos sobre energía.

Respecto a las ramas de actividad, estas pagaron el 52,7% del total de impuestos ambientales. Por tipo, abonaron el 97,2% de los impuestos sobre la contaminación y los recursos y el 55% de los impuestos sobre la energía.

En cuanto a las ramas de actividad, las que más impuestos ambientales pagaron fueron el transporte y el almacenamiento (16,9% del total), seguida por la industria manufacturera (11,1%). Mientras, las que menos abonaron fueron las industrias extractivas y agricultura, ganadería, selvicultura y pesca (0,9% y 1,2% del total, respectivamente).