Quantcast

Extremadura realizará la evaluación extraordinaria de 1º de Bachillerato en junio a partir de este curso

La comunidad autónoma de Extremadura realizará la evaluación extraordinaria de 1º de Bachillerato, ya desde este curso, en junio, igual que era hasta ahora la de 2º de Bachillerato.

Así se recoge en el decreto que la Consejería de Educación ya ha comenzado a tramitar, y que regulará los aspectos relativos a la promoción y evaluación en el ámbito de la Comunidad Autónoma, tras la aprobación, este pasado martes por el Consejo de Ministros, del real decreto que regula la evaluación y la promoción en los distintos niveles de enseñanza.

Según ha señalado el secretario general de Educación de la Junta de Extremadura, Francisco Javier Amaya, en rueda de prensa este miércoles en Mérida, el paso de la evaluación extraordinaria de 1º de Bachillerato al mes de junio se ha decidido «en coherencia con la LOMLOE» y en base a los datos de porcentajes de aprobados de septiembre.

En este sentido, Francisco Javier Amaya ha señalado que el porcentaje de alumnado con alguna materia suspensa en 1º de Bachillerato que promociona en la evaluación ordinaria era del 82 por ciento, mientras que en la extraordinaria de septiembre se ha alcanzado el 87 por ciento.

Es decir, solo un 5 por ciento de alumnos ha promocionado en septiembre, un porcentaje que llega al 13 por ciento en la convocatoria extraordinaria de 2º de Bachillerato, que se celebra en el mes de junio, según informa la Junta de Extremadura en nota de prensa.

Además, el 25 por ciento de los estudiantes de 1º de Bachillerato que tenía una materia suspensa no se presentaba en septiembre y el 22 por ciento que se presentaba a alguna materia, no aprobaba ninguna, mientras que cuando tenía solo una materia suspensa, menos del 50 por ciento la aprobaba en septiembre.

De esta forma, Bachillerato es la única etapa en la que se mantiene la diferenciación entre evaluación ordinaria y extraordinaria, mientras que en el resto de las etapas habrá una evaluación única y será en el mes de junio.

EVALUACIÓN «INTEGRADORA»

En su intervención, el secretario general de Educación ha valorado que el nuevo real decreto educativo permitirá «una evaluación integradora, formativa y continua», donde la repetición de curso será «aún más excepcional» y que la recuperación se llevará a cabo durante el curso escolar.

Para el secretario general, «no tenía sentido mantener la recuperación fuera del sistema», ya que posponer la evaluación extraordinaria a septiembre «perjudica a las clases sociales más desfavorecidas que, normalmente, no tienen recursos para pagar clases de apoyo que permitirán recuperar la materia».

Así, ha señalado que este real decreto aprobado este pasado miércoles es «normativa básica» y, por tanto, de «obligado cumplimiento» por parte de las comunidades autónomas, que deberán desarrollarlo en un decreto autonómico.

NOVEDADES

En cuanto a las novedades que introduce este real decreto en la evaluación de las diferentes etapas, el secretario general de Educación ha explicado que en Primaria se podrá repetir curso una vez en cada etapa, como hasta ahora, pero solo podrá ser en los segundos cursos de cada ciclo. Es decir, en 2º, 4º y 6º curso.

En el caso de la Educación Secundaria Obligatoria, desaparece la evaluación extraordinaria y habrá una única en junio, de tal forma que «promocionarán los alumnos que tengan dos materias suspensas, de manera automática», o aquellos que, según la junta de evaluación o el equipo docente -independientemente de las materias suspensas-, podrían promocionar de curso si se garantiza la posibilidad de éxito o recuperación de las materias suspensas», ha aclarado Francisco Javier Amaya.

«La titulación en ESO en ningún caso estará supeditada al número de materias suspensas», ha añadido el secretario general, quien ha explicado que será la junta de evaluación la que considerará el grado de consecución de las competencias claves o de los objetivos para obtener el título.

Ha añadido que al título de ESO se podrá acceder por tres vías, como son la modalidad ordinaria, un grado profesional básico, o mediante los programas de diversificación curricular, que garantizarán el título si el alumnado ha alcanzado las competencias clave.

En el caso de Bachillerato, el alumno podrá titular con una materia suspensa siempre que cumpla con una serie de criterios, como que no haya habido abandono por parte del estudiante, que alcance una nota media de 5 y que la madurez y la actitud del mismo sea positiva y de aprendizaje continuo.

Sobre la excepcionalidad de la repetición, el secretario general de Educación ha afirmado que se pretende reducir el abandono escolar, ya que está demostrado que las repeticiones de curso no han ayudado a los estudiantes a avanzar, sino que ha conllevado un aumento del abandono escolar temprano, que en Extremadura se sitúa en un 18,4 por ciento.