Quantcast

La normativa de las devoluciones en caliente no cambiará

La regulación de las devoluciones en frontera desaparecerá de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida por sus detractores como Ley Mordaza, tras el acuerdo alcanzado por PSOE y Podemos y que los morados han anunciado este jueves. Sin embargo, la normativa sobre esta práctica no cambiará, ni supone una prohibición, hasta que no se reforme la Ley de Extranjería.

La polémica por esta medida comenzó con su tramitación en las Cortes, en 2014, tras incluir el PP al texto de la Ley de Seguridad Ciudadana, a través de una enmienda, una disposición adicional para reformar la Ley de Extranjería (LEX) relativo a esta materia.

«Los extranjeros que sean detectados en la línea fronteriza de la demarcación territorial de Ceuta o Melilla mientras intentan superar, en grupo, los elementos de contención fronterizos para cruzar irregularmente la frontera podrán ser rechazados a fin de impedir su entrada ilegal en España», recogía esta enmienda que, finalmente, se aprobó con el único voto a favor del PP, el partido en el Gobierno en ese momento.

La aprobación de esta Ley supuso, así, el cambio en la LEX que pasó a recoger también este texto que sigue vigente en la actualidad.

Que los grupos que sustentan el Gobierno hayan alcanzado un acuerdo para suprimir de la Ley Mordaza la mención a las devoluciones en caliente, como han explicado fuentes de Podemos, no implica que esta normativa desaparezca de la legislación española, ya que no se trata de una derogación.

De hecho, las mismas fuentes moradas, explican que PSOE y Podemos se remiten, tras el acuerdo, a abordar este asunto dentro de la normativa específica en la materia, como es el caso de la Ley de Extranjería.

Para esa negociación ulterior, según apuntan, se establecerá que cualquier disposición siempre conforme a los establecido en los convenios internacionales suscritos por España.

Hasta que eso no se produzca, las prácticas en esta materia se mantendrán igual que ahora. En este sentido, fuentes de Interior han explicado que su forma de trabajar en frontera no cambia porque siempre actúan dentro del marco legal.